Publicado 22/03/2021 18:56CET

La exministra de Salud de Perú sostiene que vacunarse fuera de turno fue un "error político" pero no "ilegal"

Archivo - La exministra de Salud de Perú, Pilar Mazzetti
Archivo - La exministra de Salud de Perú, Pilar Mazzetti - EL COMERCIO / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO - Archivo

MADRID, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

La exministra de Salud de Perú Pilar Mazzetti ha sostenido este lunes que vacunarse contra la COVID-19 fuera de turno fue un "error político", pero ha negado que se tratara de un acto "doloso e ilegal".

"Me parece a mí que no he actuado de forma impropia, mucho menos de forma ilegal y mucho menos de forma dolosa. Soy consciente del error político", ha afirmado.

Ante la subcomisión de Acusaciones Constitucionales, Mazzetti ha aclarado que la decisión de vacunarse fue "únicamente" suya y ha matizado que "ningún funcionario de los que trabajaban en el Ministerio de Salud" y "ninguna empresa" influyeron en su decisión de inmunizarse saltándose el plan de vacunación del país latinoamericano.

"Fue una decisión propia, motivada por la situación tan compleja que estamos viendo, con una cantidad importante de funcionarios que estaban enfermando, donde solo quedábamos unos cuantos de pie en el despacho", ha indicado, según ha informado la emisora RPP.

Mazzetti ha explicado que el protocolo del ensayo clínico de la vacuna llevado a cabo en Perú fue aprobado el 18 de agosto de 2020 y se modificó el 24 para determinar el envío de un lote adicional de vacunas para ser administradas voluntariamente al equipo de investigación y "personal relacionado".

Según ella, se llevaron a cabo nueve inspecciones del ensayo clínico y "en ninguna se objetó, se vio algún inconveniente o se ha cuestionado la definición del personal relacionado". "El 'quid' del asunto es quién es personal relacionado", ha señalado, subrayando que las negociaciones con los diversos laboratorios para firmar acuerdos tenían un nivel de exigencia "muy alto".

La comisión investigadora de la vacunación irregular en Perú, conocida como 'Vacunagate', informó de que 470 personas se vacunaron fuera de los ensayos clínicos del laboratorio Sinopharm. En concreto, se inmunizaron funcionarios y autoridades del Ministerio de Salud peruano, del de Exteriores y familiares de los mismos, además de invitados que no guardan relación con ellos. Entre estos últimos, denominados "relacionados" se encuentran, por ejemplo, el expresidente Martín Vizcarra, su esposa y su hermano.

Contador