Publicado 05/11/2020 23:56CET

El exministro de Defensa de México Salvador Cienfuegos se declara no culpable de los cargos de narcotráfico y blanqueo

El exministro de Defensa de México, el general Salvador Cienfuegos (2012-2018).
El exministro de Defensa de México, el general Salvador Cienfuegos (2012-2018). - IVAN STEPHENS / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

El exministro de Defensa de México Salvador Cienfuegos se ha declarado este jueves no culpable de los cargos de narcotráfico y blanqueo de dinero producto del crimen organizado que le imputa Estados Unidos.

En su primera comparecencia ante un tribunal federal de Nueva York, Cienfuegos ha escuchado los cuatro cargos de los que le acusa la Fiscalía y su defensa ha solicitado que los 70 días para que el Ministerio Público pueda llevarlo a juicio comiencen a contar desde el 18 de noviembre.

La sesión ha tenido que levantarse hasta en dos ocasiones. La primera de ellas debido a problemas con el audio de las personas que se han conectado de manera remota para seguirla. Después, la juez Carol Bagley Amon ha suspendido la comparecencia por el ruido generado por los periodistas que la han cubierto, según ha informado el diario mexicano 'El Universal'.

Actualmente, Cienfuegos, que se desempeñó durante la Administración del expresidente Enrique Peña Nieto, se encuentra en una cárcel de alta seguridad ubicada en Brooklyn, donde también se encuentra el exministro de Seguridad Pública mexicano Genaro García Luna.

El escrito de la Fiscalía, firmado por el titular del Distrito Este de Nueva York, Richard Donoghue, acusa a Cienfuegos de estar implicado en la producción, tráfico y distribución de 1.000 kilogramos de marihuana, 500 gramos o más de metanfetamina, cinco kilogramos o más de cocaína y un kilogramo de heroína.

Cienfuegos, que fue detenido el 15 de octubre a su llegada al aeropuerto de Los Ángeles a petición del Departamento para el Control de Drogas (DEA) de Estados Unidos, ya había sido acusado de varios delitos relacionados con el tráfico de drogas, entre ellos el de transporte y distribución de sustancias ilícitas.

Bajo la 'Operación Padrino' de la DEA, los agentes estadounidenses han dicho haber hallado indicios y testimonios de la relación de Cienfuegos con el ministro García Luna, imputado actualmente por sus supuestos vínculos con el crimen organizado.

Se trata de la primera vez en la historia de México que un exministro de Defensa es detenido por su supuesta relación con grupos delictivos vinculados al narcotráfico, ya sea en territorio estadounidense o en suelo mexicano.

LA ACUSACIÓN

El Departamento de Justicia de Estados Unidos ha acusado al exministro de proteger a una célula del conocido cártel de los Beltrán Leyva. De acuerdo con la acusación, durante el sexenio de Peña Nieto, Cienfuegos habría estado recibiendo sobornos del cártel del H-2, dirigido por Juan Francisco Patrón Sánchez, a cambio de apoyar a dicha organización.

Para el gobierno estadounidense, el H-2 es un cártel "extremadamente violento" que opera en Sinaloa y Nayarit. La acusación detalla que Cienfuegos --conocido como 'El Padrino' en el marco de la investigación-- utilizó al Ejército para atacar a los rivales del H-2, además de asegurarse de que no se realizaran operaciones militares contra la banda.

Asimismo, habría advertido a los integrantes de cualquier tipo de movimiento dentro del Ejército que pudiera perjudicarles. Según los informes judiciales, su labor habría permitido al H-2 expandirse de Mazatlán a Sinaloa.

Los fiscales estadounidenses, que han asegurado que cuentan con miles de mensajes entre las partes, han señalado que la mediación del antiguo jefe de las Fuerzas Armadas llevó a otros funcionarios "corruptos" a apoyar a la organización a cambio de sobornos.

Contador