Experto de la ONU dice que usar sanciones para derrocar un "gobierno electo" viola el Derecho Internacional

Manifestación en Caracas de apoyo a Juan Guaidó
REUTERS / STRINGER .
Publicado 31/01/2019 16:34:54CET

   MADRID, 31 Ene. (EUROPA PRESS) -

   El relator de Naciones Unidas sobre el impacto de las sanciones unilaterales en los Derechos Humanos, Idriss Jazairy, ha advertido este jueves de que usar las medidas punitivas para derrocar un "gobierno electo", en alusión al de Nicolás Maduro en Venezuela, viola "todas las normas del Derecho Internacional", instando a los países a fomentar el "diálogo".

   Jazairy ha recordado que el uso de sanciones unilaterales es contrario a los principios del Derecho Internacional, que animan a los países a tener relaciones de amistad y cooperación y a resolver sus diferencias por la vía del diálogo, por lo que ha urgido a no aplicarlas "a no ser que sean aprobadas por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

   "La coerción, ya sea militar o económica, nunca debe ser usada para buscar un cambio de Gobierno en un Estado soberano", ha dicho el experto argelino en un comunicado. "El uso de sanciones por parte de poderes externos para derrocar un Gobierno electo viola todas las normas del Derecho Internacional", ha subrayado.

   Jazairy ha expresado su preocupación por la imposición de sanciones que pueden empeorar la crisis humanitaria en Venezuela. De acuerdo con el relator de la ONU, "las sanciones económicas ya están agravando la grave crisis que afecta a la economía venezolana, aumentando el daño provocado por la hiperinflación y la caída de los precios del petróleo".

   Así, ha instado a la comunidad internacional a impulsar "un diálogo constructivo con Venezuela para encontrar soluciones a los muy reales desafíos a los que se enfrenta". "Es hora de mostrar compasión al largo sufrimiento del pueblo venezolano promoviendo, no restringiendo, el acceso a la comida y los medicamentos", ha considerado.

   También ha expresado su "profunda preocupación por las informaciones sobre las graves violaciones de Derechos Humanos que están cometiéndose en Venezuela, incluidos el creciente riesgo de violencia y las amenazas implícitas de violencia internacional". A este respecto, ha pedido a la comunidad internacional trabajar por "una solución pacífica".

CRISIS POLÍTICA

   El pasado 23 de enero, Guaidó se declaró mandatario interino en respuesta a la decisión de Maduro de iniciar el 10 de enero un segundo mandato que ni la oposición ni gran parte de la comunidad internacional reconocen porque dicen que se basa en unas elecciones presidenciales, las del 20 de mayo, no democráticas.

   Guaidó se ha fijado como 'hoja de ruta' cesar la "usurpación del poder" y crear un gobierno de transición que conduzca a la celebración de unas elecciones "libres". Estados Unidos, Canadá y la mayoría de los países de la región le han reconocido como "presidente encargado" y le han ofrecido su apoyo en esta "transición democrática".

   Estados Unidos ha sido el país que más firmemente ha apoyado a Guaidó. Fue el primero en reconocerlo como mandatario interino y ha aumentado las sanciones sobre Venezuela con el objetivo declarado de poner a disposición de Guaidó los recursos venezolanos bajo jurisdicción norteamericana.

   En esta semana, la tensión de ha disparado en las calles. En estos días, al menos 43 personas han muerto y más de 900 han sido detenidas, según datos del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos y la ONG local Foro Penal, respectivamente.

Para leer más