Publicado 23/11/2020 14:01CET

El expresidente de Sudáfrica Jacob Zuma hará frente a cargos por irse sin permiso de una vista sobre casos de corrupción

El expresidente de Sudáfrica Jacob Zuma
El expresidente de Sudáfrica Jacob Zuma - Wolfgang Kumm/dpa - Archivo

MADRID, 23 Nov. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de Sudáfrica han anunciado este lunes que presentarán nuevos cargos contra el expresidente Jacob Zuma por su decisión de abandonar sin permiso la semana pasada una vista de una comisión que investiga casos de corrupción durante sus nueve años al frente del país.

El juez Raymond Zondo, que preside la comisión, afirmó después de que Zuma abandonara la sala que el asunto era "grave" y ha reclamado a la Policía la presentación de cargos, al tiempo que ha avisado que el organismo emitirá nuevas citaciones para que el expresidente vuelva a comparecer.

Así, ha indicado que la comisión se pondrá en contacto con el Tribunal Constitucional de forma urgente para lograr una orden que fuerce al exmandatario a comparecer y responder a las preguntas que se le hagan, según ha informado el diario sudafricano 'News24'.

Zondo ha argumentado además que la conducta de Zuma "podría enviar un mensaje a otros testigos que puedan no estar cómodos a la hora de acudir a responder a las preguntas, que es correcto que un testigo citado decida excusarse y que pueden ir y venir según les plazca".

Zuma abandonó la vista después de que Zondo rechazara la petición del expresidente para que el juez se recusara por un presunto sesgo en el marco de los procedimientos. Zondo indicó que no hay razones sólidas para presentar esta petición dos años después de que fuera puesto al frente del caso.

El jefe del equipo legal de la comisión, Paul Pretorius, señaló entonces que el expresidente debería responder a las preguntas, si bien el abogado defensor Muzi Sikhakhane resaltó que se excusaban de los procedimientos, tras lo que Zuma abandonó la sala sin permiso.

El actual presidente sudafricano, Cyril Ramaphosa, quien fuera vicepresidente de Zuma y quien accedió al cargo en febrero de 2018, ha señalado que cerca de 500.000 millones de rands (cerca de 27,3 millones de euros) fueron malversados de los fondos públicos durante los nueve años en los que su predecesor estuvo al frente del país.

Los cargos contra Zuma se formularon hace una década, pero fueron aparcados por la Fiscalía de Sudáfrica poco antes de postularse para presidente en 2009. Tras la elección de Zuma, sus oponentes pelearon en una larga batalla legal para restablecer las acusaciones, lo que consiguieron en 2016.

El expresidente fue reemplazado como jefe del Estado en febrero de 2018 por Ramaphosa, que ha asegurado que la lucha contra la corrupción en el país es una prioridad para tratar de atraer inversión extranjera y activar la economía del país.