Publicado 15/10/2021 12:31CET

El expresidente de Túnez Moncef Marzuki "no reconoce" la legitimidad de Saied tras retirarle su pasaporte diplomático

Archivo - El expresidente de Túnez Moncef Marzouki
Archivo - El expresidente de Túnez Moncef Marzouki - Ralf Hirschberger/dpa-Zentralbil - Archivo

Acusa al actual mandatario de "dar un golpe de Estado" y recalca que el nuevo Gobierno "es ilegal"

MADRID, 15 Oct. (EUROPA PRESS) -

El expresidente de Túnez Moncef Marzuki ha rechazado la decisión del actual mandatario, Kais Saied, de retirarle el pasaporte diplomático tras sus últimas críticas y ha recalcado que "no le reconoce como presidente" y que "no se ve afectado" por las decisiones de unas autoridades "ilegítimas".

Marzuki ha publicado un mensaje en su cuenta en la red social Facebook en el que ha acusado a Saied de dar "un golpe de Estado" con su decisión en julio de cesar al primer ministro, Hichem Mechichi, suspender el Parlamento y arrogarse todas las competencias.

"Desde el golpe de 25 de julio, no paro de repetir a los enemigos y amigos de Túnez que no interfieran en nuestros asuntos con ningún apoyo directo o indirecto al golpe, pues será una puñalada en la espalda de la democracia tunecina y, por ende, contra el interés del pueblo tunecino", ha sostenido.

Así, ha resaltado que la decisión de Saied "no le sorprende" y ha descrito como "gracioso" que le acuse de "traición" el mandatario, dado que "rompió la promesa de hacer cumplir la Constitución". "El Gobierno designado es ilegal porque no ha ganado la confianza de un Parlamento suspendido, en violación explícita de la Constitución", ha argüido.

Marzuki ha manifestado además que la "dictadura" de Saied "confunde al dictador con la patria" y ha apuntado que, con ello, el país "ha sido devuelto al régimen de (el expresidente Zine el Abidine) Ben Alí", quien abandonó el cargo en enero de 2011 tras una oleada de movilizaciones consideradas el germen de la 'Primavera Árabe'.

"Le digo a los tunecinos que nos levantaremos de este tropiezo como nos levantamos de todos los tropiezos", ha resaltado el exmandatario, quien fue presidente interino entre 2011 y 2014 después de ser elegido por la Asamblea Constituyente surgida tras la caída del régimen de Ben Alí.

Saied anunció el jueves la retirada del pasaporte de Marzuki y ordenó la apertura de una investigación por sus llamamientos a boicotear la cumbre de la Organización Internacional de la Francofonía (OIF), que estaba previsto se celebrara en la isla de Yerba, como forma de protesta ante las decisiones del presidente.

La propia OIF anunció el miércoles que la cumbre quedaba aplazada un año ante las tensiones políticas en el país e hizo hincapié en que la decisión había sido tomada "para permitir a Túnez organizar este importante evento en las condiciones más óptimas".

Saied aprobó el lunes la formación del nuevo Gobierno, encabezado por Najla Buden Romdhane, quien se convirtió así en la primera mujer en ocupar el cargo de primera ministra en el país africano, una decisión criticada por el islamista Ennahda, el principal partido en el Parlamento suspendido por el mandatario.

Por otra parte, Saied manifestó que en los próximos días se creará un marco para "un verdadero diálogo nacional", en medio de las denuncias de diversos partidos sobre su intención de acaparar el poder y no contar con las formaciones políticas.