Publicado 01/06/2020 10:54CET

Las fábricas de la eurozona ofrecen síntomas de recuperación con el final del confinamiento, según PMI

UE.- Las fábricas de la eurozona ofrecen síntomas de recuperación con el final d
UE.- Las fábricas de la eurozona ofrecen síntomas de recuperación con el final d - PORSCHE - Archivo

MADRID, 1 Jun. (EUROPA PRESS) -

La actividad del sector manufacturero de la zona euro ha seguido bajando en mayo, aunque a un ritmo sustancialmente inferior, tras haber tocado fondo en abril, según refleja el índice de gerentes de compra (PMI), que ha subido a 39,4 puntos desde los 33,4 del mes anterior, ante el relajamiento de las restricciones impuestas para contener la Covid-19, lo que ofrece esperanzas de que la reactivación cobre impulso en los meses venideros.

"La relajación de restricciones por la Covid-19 en los próximos meses debería proporcionar un nuevo impulso a los fabricantes", afirma Chris Williamson, economista jefe de IHS Markit, advirtiendo de que, a pesar de que probablemente se registrarán caídas sin precedentes en la producción industrial y el PIB del segundo trimestre, la encuesta aporta esperanzas de que el sector manufacturero puede lograr "cierta estabilización, e incluso potencialmente un retorno al crecimiento, en el tercer trimestre".

Entre los países analizados, todos se mantuvieron en mayo por debajo del umbral de los 50 puntos, que separa la contracción de la actividad de la expansión. En el caso de Italia, el índice subió a 45,4 puntos, su mejor lectura en tres meses, por delante de los 40,6 de Francia, mientras que la peor evolución entre las grandes economías del euro correspondió a Alemania, con 36,6 puntos, y a España, con 38,3, aunque en ambos casos los datos de mayo representan máximos de los dos últimos meses.

En el mes de mayo, tanto la producción como los nuevos pedidos recibidos por los fabricantes de la zona euro cayeron a unos ritmos notablemente más lentos que en abril. No obstante, las ventas de exportación sufrieron la segunda caída más fuerte en veintitrés años. A su vez, como consecuencia de la persistente bajada de los nuevos pedidos y de la producción, los fabricantes siguieron reduciendo sus compras en mayo, mientras que los plazos de entrega continuaron deteriorándose.

"Los fabricantes también continuaron reduciendo drásticamente sus niveles de personal en mayo, extendiendo el período actual de contracción a trece meses consecutivos. Todos los países estudiados registraron reducciones severas del empleo, encabezados por Francia, España y Alemania", señalan los autores de la encuesta.

En este sentido, Chris Williamson advierte de que persiste la incertidumbre sobre cómo evolucionará la demanda nacional e internacional ante las medidas de distanciamiento social y el deterioro de los mercados laborales. "El mercado laboral y los márgenes podrían deteriorarse aún más en los próximos meses, limitando la magnitud de cualquier posible recuperación", apunta.