Publicado 01/07/2020 16:15CET

Una facción del grupo armado SPLM prorroga el alto el fuego de cara al reinicio de las conversaciones de paz en Sudán

Sudán.- Una facción del grupo armado SPLM prorroga el alto el fuego de cara al r
Sudán.- Una facción del grupo armado SPLM prorroga el alto el fuego de cara al r - Bernd von Jutrczenka/dpa - Archivo

MADRID, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

Una facción del grupo rebelde Movimiento de Liberación del Pueblo de Sudán-Norte (SPLM-N) ha anunciado este miércoles una prórroga de siete meses del alto el fuego de cara al reinicio de las conversaciones de paz con el Gobierno de Sudán.

La facción del SPLM-N liderada por Abdelaziz al Hilu ha señalado que se trata de "un gesto de buena voluntad para una resolución pacífica del conflicto sudanés" con el objetivo de "dar una oportunidad de éxito a las conversaciones de paz".

Así, ha resaltado en un comunicado recogido por el portal de noticias Sudan Tribune que la prórroga del alto el fuego entra en vigor este 1 de julio, cuando expiraba el mismo tras ser extendido tres meses a finales de marzo.

Las conversaciones entre el Gobierno y la facción del SPLM-N liderada por Al Hilu se encuentran estancadas debido a que el grupo ha planteado como requisito previo que Jartum acepte un Estado secular y la autodeterminación en la agenda de discusiones, algo que el Ejecutivo sostiene que debe abordarse tras las conversaciones de paz.

De hecho, el grupo liderado por Al Hilu se desvinculó a finales de enero del acuerdo alcanzado entre la rama encabezada por Malik Agar y el Gobierno sudanés. El principio de acuerdo establece un estatus especial para las regiones de Kordofán del Sur y Nilo Azul, controladas por los rebeldes y escenario de conflicto desde hace varios años.

Las autoridades sudanesas llevan meses manteniendo conversaciones con el Frente Revolucionario de Sudán (SRF) --que agrupa a varios grupos rebeldes-- en el marco de sus esfuerzos para lograr un acuerdo de paz que ponga fin a los distintos conflictos en el país.

El Gobierno de transición en Sudán ha hecho de la paz con los rebeldes que luchan contra Jartum una de sus principales prioridades, ya que supone una de las condiciones clave para que Estados Unidos saque al país de la lista de patrocinadores del terrorismo.

Las autoridades de transición, encabezadas por el primer ministro, Abdalá Hamdok, surgieron el año pasado tras un acuerdo entre la junta militar establecida tras el golpe de Estado de abril de 2019 contra el entonces presiente, Omar Hasán al Bashir, y la oposición al exmandatario.