Publicado 15/12/2020 22:13CET

Facebook desactiva cuentas de campañas de "desinformación" de Francia y Rusia ante las elecciones en RCA

Imagen de archivo del logo de Facebook.
Imagen de archivo del logo de Facebook. - Christophe Gateau/dpa - Archivo

MADRID, 15 Dic. (EUROPA PRESS) -

La compañía Facebook ha anunciado este martes el hallazgo de campañas de desinformación rivales por parte de Francia y Rusia de cara a las elecciones presidenciales y parlamentarias que se celebrarán el 27 de diciembre en República Centroafricana (RCA), si bien afecta igualmente a otros países del norte de África y Oriente Próximo.

En su comunicado, ha detallado que se trata de la primera vez en la que "dos campañas, de Francia y Rusia, interactuaban entre ellas, incluidas amistades, comentarios y críticas al bando rival por ser falsos".

Así, ha manifestado que ha eliminado 84 cuentas, seis páginas y nueve grupos en Facebook, así como catorce cuentas en Instagram cuya actividad "se originaba en Francia y se centraba principalmente en RCA y Malí, y en menor medida en Níger, Burkina Faso, Argelia, Costa de Marfil y Chad".

Facebook ha señalado que "la investigación halló lazos con individuos asociados con el Ejército francés" y ha añadido que "las personas detrás de esta actividad usaban cuentas falsas (...) para hacerse pasar por locales en los países de actuación, publicar contenidos, comentarios y gestionar páginas y grupos".

"Publicaban principalmente en francés y árabe sobre noticias y acontecimientos, incluidas las políticas de Francia en el África francófona, la situación de seguridad en varios países africanos, denuncias sobre una potencial interferencia de Rusia en las elecciones en RCA, comentarios de apoyo al Ejército francés y críticas al papel de Rusia en RCA", ha apuntado.

Asimismo, ha anunciado la eliminación de 63 cuentas, 29 páginas y siete grupos en Facebook, así como una cuenta en Instagram, por las actividades de una red "originada en Rusia" y centrada en RCA y, en menor medida, en Madagascar, Camerún, Guinea Ecuatorial, Mozambique, Sudáfrica y los centroafricanos en Francia.

"Esta red usó una combinación de cuentas falsas y comprometidas (...) para comentar, amplificar su propio contenido, llevar a personas a otras plataformas y gestionar grupos y páginas que se hacían pasar por organizaciones de noticias y entidades centradas en temas sociales", ha explicado.

De esta forma, ha manifestado que "esta red publicaba principalmente en francés, inglés, portugués y árabe sobre noticias y acontecimientos, incluida la COVID-19 y la vacuna rusa contra el virus, las elecciones en RCA, el terrorismo, la presencia rusa en África Subsahariana, comentarios de apoyo al Gobierno centroafricano, críticas a la política exterior de Francia y sobre un golpe de Estado ficticio en Guinea Ecuatorial".

La compañía ha indicado que la red estaría vinculada con otra eliminada en octubre de 2019 y la ha relacionado con "personas asociadas con una actividad pasada en la Agencia de Investigación de Internet (IRA) y operaciones previas atribuidas a personas asociadas con el magnate ruso Yevgeni Prigozhin".

Por otra parte, ha anunciado la eliminación de 211 cuentas, 126 páginas y 16 grupos de Facebook, así como 17 cuentas en Instagram vinculadas a una red con origen en Rusia y centrada principalmente en Libia, Sudán y Siria.

El foco de estas actividades era la publicación de "desinformación" y "comentarios de apoyo" a Jalifa Haftar, jefe de las fuerzas militares leales a las autoridades asentadas en el este de Libia, así como a Saif al Islam, hijo del antiguo líder libio Muamar Gadafi, capturado y ejecutado por rebeldes en octubre de 2011.

Asimismo, estas cuentas publicaban "críticas a Turquía, Hermanos Musulmanes y el Gobierno de unidad, con sede en Trípoli, así como a las conversaciones de paz y al Foro de Diálogo Político Libio (LPDF) que se celebró en Túnez".

"Al contrario que la operación desde Francia, ambas redes vinculadas a Rusia dependían de ciudadanos locales en los países en los que actuaban para generar contenido y gestionar su actividad en los servicios de Internet", ha destacado.

"Esto es consistente con los casos desvelados en el pasado, incluidos los de Ghana y Estados Unidos, donde vimos a las campañas rusas cooptar a voces auténticas para unirse a sus operaciones de influencia, probablemente para evitar ser detectadas y ayudar a que parecieran más auténticas", ha remachado.

LAS ELECCIONES EN RCA

La campaña electoral para las elecciones parlamentarias y presidenciales en RCA arrancó el 12 de diciembre en medio de una creciente tensión entre el Gobierno del presidente, Faustin-Archange Touadéra, que busca su reelección, y la oposición, con el expresidente François Bozizé a la cabeza.

La decisión del Tribunal Constitucional el pasado 3 de diciembre de rechazar la candidatura de Bozizé, quien regresó hace un año al país precisamente para participar en las elecciones, ha crispado el ambiente en un país inmerso en una guerra civil desde finales de 2013 de la que, pese a un acuerdo de paz en febrero de 2019, aún no ha conseguido salir.

Así, el Gobierno mostró su "estupefacción" por el hecho de que pese a que la candidatura de Bozizé hubiera sido anulada --igual que la de otros cuatro candidatos--, el expresidente estuviera recorriendo el país y celebrando "mítines, acompañado de un importante grupo de hombres armados, cuyos efectivos superan de lejos el número de militares destinados a su seguridad en calidad de antiguo jefe de Estado".

Bozizé envió una carta a los presidentes de la Comunidad Económica de Estados de África Central (CEEAC) en la que denunciaba que el presidente estaba intentando impedirle regresar a Bangui, ya que se encontraba en Bossangoa, en la prefectura de Ouham.

Tras ello, los enviados de Naciones Unidas y la CEEAC dieron su visto bueno a las próximas elecciones después de una reunión con el expresidente. El representante especial de la Secretaría General de la ONU para África Central, François Louncény Fall, destacó tras el encuentro que se había trasladado a Bozizé la necesidad de "hacer todo lo posible para evitar la violencia en el país".

Sobre el proceso también planea la sombra de los numerosos grupos armados activos en el país. Aunque Touadéra firmó un acuerdo de paz con catorce de ellos --tanto antiguos miembros de la coalición Séléka, integrada mayoritariamente por musulmanes, como de grupos 'antibalaka', esencialmente cristianos--, ha seguido habiendo brotes de violencia en distintos puntos del país.

Las acciones de algunos de ellos han obstaculizado el proceso electoral, en particular el registro de los votantes, sobre todo en el sureste y en el oeste, provocando retrasos en los plazos que a su vez llevaron a la oposición a pedir un aplazamiento de las elecciones, con vistas a una mejor organización, que finalmente ha quedado descartado.