¿Por qué falló el "golpe de Estado" en Venezuela impulsado por Guaidó y Leopoldo López?

AMP2-Venezuela.-Guaidó asegura que Maduro trata de demostrar un "control que ya no tiene" con una "represión focalizada"
REUTERS
Publicado 03/05/2019 12:53:26CET

   CARACAS, 3 May. (Notimérica) -

   El líder opositor Juan Guaidó sigue su ruta marcada en la llamada 'Operación Libertad', una estrategia de presión donde convoca a todos los detractores del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, a salir a las calles del país para derrocar a su Gobierno.

   A primera hora de la mañana de este martes, un grupo de políticos opositores a Maduro, entre los que se encontraba Guaidó, junto a militares afines a su causa, se han trasladado hasta la base aérea de La Carlota, para iniciar lo que ellos han denominado como la "fase final" de la 'Operación Libertad'.

   Antes, Guaidó y sus afines del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) habían liberado a Leopoldo López, símbolo de la oposición chavista y líder de Voluntad Popular que permanecía en prisión domiciliaria cumpliendo la condena impuesta por desafiar en 2014 al Gobierno de Maduro. De esta forma, muchos pensaron que la crisis política venezolana podría llegar a un desenlace en cuestión de horas.

   Transcurridos unos tres meses desde que Guaidó se proclamara como "presidente encargado" de la República y acusara a Maduro de estar usurpando el poder, parecía que finalmente la oposición venezolana podría lograr su anhelado objetivo de que la Fuerza Armada Nacional (FAN) le prometiera lealtad.

   "A las 5 de la mañana, el país pensaba que esto tendría repercusión en los cuarteles, pero a medida que avanzó el día se hizo evidente que no la tuvo. En ninguna parte del territorio nacional hubo pronunciamientos militares a favor de estos eventos", indicó a 'BBC Mundo' la directora de la asociación civil Control Ciudadano Rocío San Miguel.

   La experta calificó lo ocurrido como "un pequeño acto de rebelión militar" en el que, según estimaciones de su ONG, participaron no más de 40 efectivos, incluyendo a los 25 que durante la tarde del martes acudieron a la Embajada de Brasil a buscar asilo.

   Según San Miguel, en cualquier caso, el balance militar es claro: no hubo un quiebre dentro de la FAN y los mandos con poder de fuego permanecieron leales a Maduro.

   Así lo reconoció Guaidó, en menor medida, señalando el apoyo que obtuvo el martes de las Fuerzas Armadas en el arranque de la 'Operación Libertad' "no fue suficiente".

   Dada la naturaleza de los acontecimientos del martes, probablemente pasará mucho tiempo antes de que se pueda conocer con precisión que sucedió realmente.

   "Parecía que había un plan de quiebre mayor de la FAN que no se dio. Hay dos posibilidades: que a Guaidó lo dejaron esperando un apoyo que luego no se concretó o que él adelantara su jugada por desconfianza en sus interlocutores", indicó la consultora política venezolana Carmen Beatriz Fernández.

ERRORES

   San Miguel considera que los resultados obtenidos por la oposición hasta ahora obedecen también a errores cometidos por su parte. "Guaidó y López plantearon una jugada que no halló respuesta en el mundo militar", destaca la experta, quien asegura que era una acción muy audaz pero en la que se dejaron por fuera elementos esenciales del mundo castrense.

   "El tema militar tiene su arte, simbología, códigos y relacionamiento. Cuando las cosas en el ámbito militar no se hacen de esa manera, no se consiguen respuestas idóneas", afirma.

   De este modo, la puesta en escena del martes tenía debilidades tanto en el lugar escogido para hacerlo como en el personal militar que acompañó a Guaidó y López, pues eran uniformados sin comando de tropa.

   Otro de los errores cometido por la oposición fue el hecho de que hubo un pronunciamiento en la mañana tras el que, durante el día, no se hizo un balance militar.

"FALTAN PIEZAS"

   A la espera de que los militares venezolanos den el paso, el líder opositor ha anunciado la puesta en marcha de lo que ha denominado la "Operación Libertad Sindical" para "ir sumando a todos los sectores" porque "faltan piezas importantes".

   Así, pidió a los venezolanos que a partir de este jueves inicien "paros escalonados hasta lograr la huelga general". Guaidó ha apelado específicamente a los empleados públicos, feudo tradicional del 'chavismo' que ha comenzado a resquebrajarse por la deriva económica.

   "Funcionarios, atención. El llamado es a ustedes", les ha dicho, asegurando que, si se suman a los paros escalonados, estarán protegidos frente a eventuales represalias del Gobierno de Maduro gracias la recién aprobada ley de garantías de los trabajadores públicos.

Contador

Para leer más