La FANB expresa su reconocimiento al "mando único e indiscutible liderazgo" de Maduro en Venezuela

Maduro durante el acto de jura de lealtad de la FANB en Caracas (Venezuela)
REUTERS / STRINGER .
Publicado 10/01/2019 23:13:24CET

   MADRID, 10 Ene. (EUROPA PRESS) -

   La Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) ha expresado este jueves su reconocimiento al presidente, Nicolás Maduro, horas después de que jurara el cargo para un nuevo mandato de seis años, en medio de las críticas y el vacío internacional.

   El ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, ha resaltado que la FANB "acata sin vacilación su mando único e indiscutible liderazgo para dirigir los destinos de la patria en los próximos seis años y le reconocemos como comandante en jefe".

   En el acto, celebrado en la academia militar de la FANB en Fuerte Tiuna, en la capital, Caracas, Maduro ha agradecido al organismo su lealtad al pueblo. "Gracias por tanta lealtad, por tanta disciplina, por tanta entrega (...) la FANB tiene la admiración y el cariño del pueblo venezolano", ha dicho.

   Padrino López ha resaltado así "su indefectible carácter bolivariano, antiimperialista y antioligárquico" y ha pedido a los integrantes de la FANB que "ratifiquen el compromiso de fidelidad a los sublimes ideales del libertador Simón Bolívar, retomados por el comandante supremo de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez".

   Entre ellos ha enumerado "luchar en perfecta unión cívico-militar para defender las garantías sociales y a la nación venezolana contra las agresiones imperiales, consolidando su libertad, su paz, su soberanía e independencia" y "honrar el sagrado juramento de defender la patria, su Constitución, sus leyes y sus instituciones, hasta perder la vida si fuese necesario".

   Por último, ha reafirmado "la lealtad y subordinación absoluta al ciudadano Nicolás Maduro Moros como presidente constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, su comandante en jefe, para el periodo 2019-2025".

   Poco antes, la Asamblea Nacional de Venezuela se ha reivindicado como la única institución legítima y, como tal, se ha propuesto restaurar "el hilo constitucional", pidiendo para ello a las Fuerzas Armadas que den "un paso al frente" contra Maduro.

   Maduro ha tomado posesión para un segundo mandato, en una ceremonia celebrada este jueves en el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) sin apenas presencia de mandatarios extranjeros, lo que evidencia el escaso respaldo que tendrá de la comunidad internacional en este nuevo periodo.

   El presidente ha destinado sus primeras palabras a reivindicar su legitimidad en el cargo. Así, ha defendido que las elecciones presidenciales del pasado 20 de mayo fueron democráticas, que el TSJ es un escenario valido para tomar posesión y que cuenta con el apoyo de la comunidad internacional.

   "Venezuela es una democracia", ha declarado, explicando que se trata de "una democracia de nuevo tipo, protagónica y participativa", porque se basa en el "pueblo" y no en las "élites". "Y yo soy un presidente demócrata de verdad", ha remachado.

RECHAZO INTERNACIONAL

   Todo ello hace patente la negativa de la oposición venezolana y de buena parte de la comunidad internacional a reconocer el nuevo mandato de Maduro, en consecuencia con su decisión de no reconocer tampoco los resultados de las elecciones presidenciales del pasado 20 de mayo por considerar que fueron fruto de un proceso fraudulento.

   El Grupo de Lima ha anunciado que, a partir del 10 de enero, iniciará una ofensiva diplomática contra Maduro y su Gobierno para forzarle a celebrar unas elecciones "creíbles". Estados Unidos ya ha ampliado su lista de sanciones contra la cúpula venezolana y la UE se mantiene a la expectativa.

   Maduro ha respondido dando un ultimátum de 48 horas al Grupo de Lima --al que considera una marioneta de Estados Unidos-- para que corrija su actitud "injerencista", bajo amenaza de adoptar "las medidas más crudas y enérgicas en diplomacia y en defensa de un Gobierno".

Para leer más