Actualizado 19/12/2016 13:45 CET

Las FARC invita a alcaldes y gobernadores a dialogar en La Habana

LA HABANA, 20 Dic. (Colprensa/Notimérica) -

La guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) ha enviado una invitación a los mandatarios colombianos locales electos, que inician sus funciones el próximo 1 de enero para que así se sumen a los diálogos que se llevan a cabo en La Habana con el Gobierno.

"Los gobernantes locales recientemente electos están llamados a hacer de su mandato el gobierno de la paz (...) la delegación de las FARC invita a los nuevos gobernadores y alcaldes próximos a iniciar período a intercambiar propuestas para que aunemos esfuerzos en pos del necesario desarrollo territorial de los acuerdos de La Habana", asegura la guerrilla.

Haciendo énfasis en el enfoque diferencial que deberá tener el acuerdo de paz, la guerrilla dice que los alcaldes y gobernadores electos son fundamentales en la construcción de iniciativas pendientes aún en la agenda.

"Justo cuando nos adentramos a discutir de lleno sobre el Fin del Conflicto, la participación de las más diversas instancias y autoridades cobra para nosotros la mayor importancia", dice el texto y agrega que el diálogo debe darse no solo con el gobierno, sino con los territorios.

VUELVE A AMPLIAR EL PLAZO DE LA FIRMA DE LA PAZ

Se espera que en la próxima ronda de diálogos, que se reiniciará en enero, viaje una delegación con algunos alcaldes y gobernadores electos. Mientras tanto la discusión se centrará en el punto del fin del conflicto, al cuál le restan aspectos por definirse de cara al inicio de un cese bilateral y definitivo.

Sin embargo, un pronunciamiento del jefe de la Delegación de las FARC, Iván Márquez, volvió a poner en duda el afán de la insurgencia por evacuar los puntos pendientes de la agenda.

En entrevista con RCN radio, aseguró que la fecha en la que se firmaría un acuerdo de paz con el Gobierno sería en seis meses, aproximadamente el 15 de junio del 2016.

"La activación del plazo tiene que operarse a partir del cierre definitivo de la jurisdicción especial para la paz que se acaba de lograr este 15 de diciembre, creemos que en 6 meses podemos avanzar a la dirección del acuerdo final, de corazón quisiéramos que de aquí a mediados de año estemos firmando", afirmó Márquez.

Además, advirtió que el país no verá a los guerrilleros entregar las armas, pues se plantea que éstas queden en manos de alguna veeduría internacional.

"No van a ver a un guerrillero de las FARC entregándole a un representante del alto Gobierno este fusil o metralladora (...) no va a haber destrucción de las armas, como nos dicen ocurrió en El Salvador. Las armas entrañan para nosotros toda una simbología de resistencia y esas se van a colocar en un lugar lejos de su uso", concluyó.