La FARC propone a Duque lanzar "un pacto nacional sin exclusiones" para hablar de paz

El líder de las FARC, Rodrigo Londoño Echeverri, alias 'Timochenko'
REUTERS / JAIME SALDARRIAGA - Archivo
Publicado 21/05/2019 19:56:47CET

   Pide también al Gobierno un "diálogo directo" entre los firmantes del acuerdo de paz

   MADRID, 21 May. (EUROPA PRESS) -

   La Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC), el partido político surgido de la antigua guerrilla de las FARC, ha propuesto este martes al presidente colombiano, Iván Duque, que convoque "un pacto nacional sin exclusiones" para hablar de paz.

   La FARC ha reaccionado así a los contactos que ha iniciado Duque con partidos afines, como liberales, conservadores y Cambio Radical, para sacar adelante "las reformas que permitan cerrar las puertas al narcotráfico y a la impunidad y fortalecer la extradición", según dijo el propio mandatario.

   El senador y ex presidente Álvaro Uribe, del partido gobernante, Centro Democrático, contó a la prensa tras la reunión que mantuvo el lunes con Duque que le había pedido impedir que los parlamentarios de la FARC ocupen sus escaños "mientras estén cumpliendo sanciones simbólicas, no adecuadas".

   El oficialismo amplía así la ofensiva contra el acuerdo de paz a la participación política de los antiguos combatientes. Duque ya actuó contra otro de los pilares de los textos de La Habana, la justicia transicional --Jurisdicción Especial para la Paz (JEP)--, presentando una serie de objeciones a una ley clave para su funcionamiento.

   "La convocatoria presidencial se restringe a los partidos en los que espera encontrar identidad de pensamiento, dejando por fuera las conversaciones en palacio a las fuerzas políticas declaradas en oposición y a la bancada 'alternativa'", ha criticado la FARC en un comunicado.

   Los ex guerrilleros han pedido a Duque que convoque "a los partidos de oposición y la bancada 'alternativa'" y "abra los oídos a la nación entera, a los sectores sociales que hoy son víctimas del exterminio sistemático, a quienes defienden la paz, al coro incesante de la comunidad internacional".

   "Un Gobierno impedido para alcanzar la mayoría en el Poder Legislativo no puede aspirar a un consenso cuando se sume en sus obsesiones y se encierra en sí mismo", ha argumentado.

ACUERDO DE PAZ

   Además, la FARC ha insistido en celebrar "un diálogo directo entre los firmantes de la paz" --Gobierno y ex guerrilla--, recordando a Duque que "está obligado a escuchar a la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, el partido nacido del acuerdo de paz".

   "Los pactos excluyentes", ha advertido, "tal y como el que propone el Gobierno, ahondan y agravan cualquier crisis que pretendan solucionar". Cualquier cambio "debe partir del respeto por lo que se pactó en La Habana", ha sostenido, subrayando que "son normas constitucionales, intocables en los tres siguientes periodos presidenciales".

   La FARC ha señalado como "temas fundamentales" a tratar "el asesinato sistemático de líderes sociales y ex guerrilleros, "el crecimiento desbordado del neoparamilitarismo", la erradicación de los cultivos ilícitos y las reformas rural y sobre participación política.

   "Nuestro partido no se opone en absoluto al diálogo de todos, al encuentro de voces distintas, al intercambio de enfoques, ni al propósito de alcanzar puntos de acuerdo sobre estos temas y otros de interés nacional", ha aclarado, abogando por que se haga "sin odios, sin ánimos de venganza, con el interés exclusivo de la reconciliación y la reconstrucción". "Tras más de cinco décadas de guerra, nuestra nación merece y se ha ganado otra suerte", ha defendido.

CASO 'JESÚS SANTRICH'

   El detonante de esta nueva crisis entre el Gobierno y la FARC en torno al acuerdo de paz firmado en 2016 ha sido el caso del ex guerrillero 'Jesús Santrich', que fue uno de sus negociadores.

   'Jesús Santrich' fue detenido en abril de 2018 por una orden de Interpol emitida a petición de Estados Unidos, que le acusa de conspirar para introducir cocaína en el país después de la firma del acuerdo de paz, lo que le expulsaría de la JEP y le dejaría en manos de la justicia ordinaria, que sí permite su extradición.

   El pasado viernes, la JEP negó su extradición y ordenó su liberación. Horas después de ser excarcelado, fue arrestado de nuevo en base a nuevas pruebas aportadas por la Fiscalía. Tras ello, el fin de semana fue encontrado en su celda con heridas graves en los brazos.

   Según el senador izquierdista Iván Cepeda, 'Jesús Santrich', que ya hizo una huelga de hambre tras su primera detención, "prefiere el suicidio a ser extraditado a Estado Unidos". La misión de la ONU que se encarga de verificar el cumplimiento del acuerdo de paz ha pedido que se respeten los derechos del ex guerrillero.

Contador

Para leer más