Actualizado 08/06/2015 22:44 CET

Felipe González respetará al Supremo venezolano, que le prohíbe actuar como abogado

Felipe González en CEDE
Foto: EUROPA PRESS/CEDE

CARACAS, 8 Jun. (Notimérica) -

   El expresidente del Gobierno español Felipe González se ha reunido este lunes en Caracas con la opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD) y ha indicado que acatará la decisión del Tribunal Supremo, que determinó este domingo que el exmandatario no podía ejercer como abogado de una causa penal en Venezuela.

   "Respeto y acato la decisión del TSJ en cuanto a mi participación en el caso de los presos políticos 8J", ha indicado González, quien se ha trasladado al país caribeño para participar en la defensa de varios opositores como el alcalde de Caracas, Antonio Ledezma.

   "Nunca he solicitado ser abogado de López, solo es asesoría técnica y es un derecho de la defensa", ha indicado el exmandatario, según ha informado la propia MUD a través de su cuenta en Twitter.

   Asimismo, González ha indicado que visitará en la cárcel al líder opositor Leopoldo López y al exalcalde del municipio San Cristóbal en Táchira Daniel Ceballos sólo si logra obtener autorización por parte del Gobierno nacional.

   Además, el mandatario ha calificado de cordial la reunión que ha mantenido con representantes de la MUD, quienes le han presentado un análisis sobre la situación del país.

   El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) rechazó este domingo toda acción de "injerencia extranjera" en los asuntos judiciales internos, que competen "única y exclusivamente a los tribunales venezolanos y a las demás instituciones que forman parte del Sistema de Justicia".

   La presidenta del Poder Judicial, Gladys Gutiérrez, señaló que el expresidente del Gobierno de España no puede ejercer funciones como abogado en una causa penal en Venezuela, ya que "ello vulneraría la Ley de Abogados y la certificación de título profesional que exige la Carta Magna para desempeñar dicha profesión en el país".

   Asimismo, aseveró que los derechos de López y Ceballos se resguardan debidamente y que si los presos llevan a cabo huelgas de hambre, su salud estará vigilada en todo momento.