Publicado 10/02/2020 16:53:39 +01:00CET

Fernández, "molesto" por el debate en el 'kirchnerismo' sobre la existencia de "presos políticos" en Argentina

El presidente de Argentina, Alberto Fernández
El presidente de Argentina, Alberto Fernández - GETTY IMAGES / AMILCAR_ORFALI - Archivo

MADRID, 10 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, ha expresado este lunes su malestar por el debate que ha abierto en el 'kirchnerismo' sobre la existencia o no de "presos políticos" en la nación austral.

La polémica se desató la semana pasada cuando el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, defendió que en Argentina "no hay presos políticos", sino "detenciones arbitrarias", según informa el diario argentino 'La Nación'.

La primera respuesta llegó por boca de la ministra para las Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez, ex abogada de Milagro Sala, activista indígena que lleva cuatro años detenida por delitos que van desde corrupción a tentativa de homicidio.

"No tengo ninguna duda que Milagro Sala es una presa política", dijo Gómez. " Y, efectivamente, en los últimos 5, 6 o 7 años, en toda Latinoamérica hubo y sigue habiendo presos políticos", ratificó.

En la misma línea se han expresado destacados 'kirchneristas' como Axel Kicillof, gobernador de Buenos Aires y ex ministro de Economía, y Julio de Vido, ex ministro de Planificación imputado en varias causas por corrupción.

De Vido ha sido el más contundente, al declararse víctima de una "persecución política brutal" por parte del anterior Gobierno de Mauricio Macri, al que culpa de la ofensiva judicial. Si a Fernández le molestan las réplicas de otros 'kirchneristas', "debiera analizar sus relaciones políticas con el oficialismo", ha planteado en Twitter.

"Obviamente que me molesta que digan que tengo presos políticos porque no los tengo", ha dicho Fernández este lunes en una entrevista concedida a Radio Continental. "El preso político es el que, técnicamente, está a disposición del Poder Ejecutivo y no tengo a ningún preso sin causa", ha argumentado.

Además, ha recordado que ha sido el primero en cuestionar los procesos contra políticos 'kirchneristas'. La ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, enjuiciada ya por un caso de corrupción y a la espera de otros, es su vicepresidenta.

También ha recordado que llegó a visitar a Sala en la cárcel. "Y dije que estaba soportando una detención indebida por su condición política", ha señalado el inquilino de la Casa Rosada.

Por todo ello, ha considerado que el 'kirchnerismo' está inmerso en "una discusión innecesaria" que ha alertado que solo beneficia a la oposición. "Hay que decirles a los compañeros que no seamos tontos, que no caigamos en este debate porque quieren hacernos pelear y dividirnos", ha subrayado.