Publicado 22/03/2020 14:10:17 +01:00CET

La filial de Al Qaeda en Malí reclama el ataque en Tarkint y pide a Keita que rompa con Francia e inicie conversaciones

Malí.- La filial de Al Qaeda reclama el ataque en Tarkint y pide a Keita que rom
Malí.- La filial de Al Qaeda reclama el ataque en Tarkint y pide a Keita que rom - VÍDEO DE JNIM - Archivo

MADRID, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

La coalición yihadista Grupo de Apoyo al Islam y los Musulmanes (JNIM), filial de Al Qaeda en Malí, ha reclamado la autoría del ataque ejecutado el jueves contra una posición del Ejército en Tarkint (noreste), que se saldó con la muerte de al menos 29 militares.

En su comunicado de reclamación de autoría, JNIM ha pedido al presidente de Malí, Ibrahim Boubacar Keita, que "lea correctamente el mensaje", rompa lazos con Francia --que tiene desplegadas tropas en el país-- e inicie un proceso de conversaciones de paz.

En este sentido, ha citado como ejemplo lo sucedido en Afganistán, en referencia a la firma de un acuerdo de paz el 29 de febrero entre Estados Unidos y los talibán que se traducirá en la retirada de tropas internacionales del país.

"Esperamos que el presidente de Malí lea correctamente este mensaje, en lugar de seguir rogando a París y Washington en busca de una ilusión que estas capitales le venden", ha recalcado el grupo.

Así, ha señalado que el Gobierno maliense "sigue mostrando dudas y confusión" a causa de los "intereses conflictivos y contradictorios de la ocupación cruzada francesa y la alianza europea que la respalda y los verdaderos intereses del pueblo musulmán maliense".

De esta forma, ha argüido que la población reclama la retirada de tropas internacionales y "el fin de su ocupación directa a través de 'Barkhane' y la subsidiaria Misión Multidimensional Integrada de Estabilización de Naciones Unidas en Malí (MINUSMA)".

El grupo ha recalcado que el Gobierno debe "entrar en un proceso de negociaciones directas con los muyahidín bajo el mando de Iyad ag Ghali", algo que "la Francia colonial no quiere, por lo que ha estado en silencio ante el llamamiento del Gobierno maliense a negociaciones".

La rama de Al Qaeda ha argumentado que Francia "no está dispuesto a aceptar fácilmente su marginación en la región y no permite a Keita cruzar las líneas rojas dibujadas en la reunión en la ciudad francesa de Pau" en enero.

"El Gobierno maliense se encuentra atrapado entre dos opciones que no pueden ser combinadas", ha dicho, antes de reiterar que "la salida del ocupante es un requisito previo para el inicio de las conversaciones sobre una situación que se ha deteriorado durante siete años".

Por ello, ha pedido a Keita que elija entre adoptar "una postura histórica" y que "se ponga del lado de su gente y pida a las fuerzas de ocupación que se vayan" o "seguir su política de plegarse a la voluntad de políticos corruptos en el Elíseo y los engaños del presidente francés (Emmanuel) Macron".

En esta línea, ha denunciado que París busca "restablecer el miserable sistema de la África francesa mientras preserva en esencia las bases de la discriminación y el robo".

"Mientras esperan a que el Gobierno tome una decisión, los muyahidín siguen forjando el camino hacia la liberación de la tierra del Malí musulmán y lo que le rodea de los invasores", ha dicho, justificando el ataque en Tarkint.

Por último, ha recalcado que seguirá atentando para "limpiar (el país) de la suciedad de la ocupación cruzada francesa hasta que el último soldado francés se vaya de la región, reine la 'sharia' y la gloria y el orgullo sean restaurados al Islam y los musulmanes para que vivan libres y dignos en su tierra".

Esta coalición surgió en marzo a raíz de la unión bajo la égida de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) de los grupos Ansar Dine, el Frente de Macina y Al Murabitún, este último encabezado por el destacado yihadista argelino Mojtar Belmojtar.

PROCESO DE CONVERSACIONES

JNIM se mostró dispuesto a principios de marzo a participar en negociaciones con el Gobierno de Malí en caso de que las tropas de Francia y Naciones Unidas abandonen el país.

En su comunicado, el grupo liderado por Iyad ag Ghali señaló que está preparado para iniciar contactos "para poner fin al sangriento conflicto" en el país si hay una retirada de tropas internacionales, a las que acusó del conflicto en Malí.

Así, destacó que para ello es necesario que el Gobierno demuestre que "es realmente serio a la hora de servir a los intereses del pueblo maliense", lo que pasa por la retirada de las tropas de la 'Operación Barkhane' y de la MINUSMA.

El comunicado fue publicado cerca de un mes después de que Keita reconociera que su Gobierno está manteniendo contactos con Ag Ghali y con Amadou Kufa, líder del Frente para la Liberación de Macina.

En respuesta, el enviado de la Unión Africana para el Sahel, Pierre Buyoya, respaldó la decisión del Gobierno de Malí de dialogar con estos dos líderes yihadistas.

Asimismo, Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) ha abogado esta misma semana por negociaciones con todos los países del G5 del Sahel. El líder del grupo, Abdel Uadud Drukdel, se ha mostrado además favorable a aceptar una tregua reclamada por un destacado imán de Malí.

Malí ha venido registrando en los últimos meses un número creciente de ataques yihadistas obra tanto de la filial de Al Qaeda en la región como de la de Estado Islámico, lo cual ha hecho además aumentar la violencia intercomunitaria y provocado el desplazamiento de decenas de miles de personas.

Contador