Publicado 02/11/2021 13:27CET

Filipinas abre una investigación sobre el incendio que destruyó unas 150.000 dosis de la vacuna contra la COVID-19

Archivo - Administración de la vacuna contra la COVID-19 en Filipinas.
Archivo - Administración de la vacuna contra la COVID-19 en Filipinas. - ROUELLE UMALI / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de Filipinas han abierto este martes una investigación sobre el incendio registrado en el municipio de Zamboanga del Sur, en la isla de Mindanao, que destruyó 148.678 dosis de la vacuna contra el coronavirus.

La Fuerza Nacional de Trabajo contra la COVID-19 ha asegurado que cerca de 150.000 viales se vieron comprometidos debido al fuego en el marco de una incendio registrado el 31 de octubre en la ciudad de Pagadian.

En un comunicado, las autoridades han señalado que el edificio donde se encontraban las dosis constituía el principal punto de almacenamiento de estos viales en la zona, desde donde eran distribuidos entre unos 26 municipios.

No obstante, por el momento se desconoce la causa del incendio y las pérdidas provocadas, si bien se estima que se destruyeron 88.938 dosis de Pfizer, 36.164 de Sinovac, 14.400 de Moderna y otras 9.176 de AstraZeneca, según informaciones del diario 'The Philippine Star'.

"Estamos supervisando el desarrollo del incidente y hemos abierto una investigación", ha señalado en un comunicado el Gobierno, que ha matizado que "todas las regiones recibirán apoyo para sacar adelante sus programas de vacunación".

Estaba previsto que las dosis de Moderna sirvieran para vacunar a los adolescentes, si bien ahora las autoridades han dejado de utilizar esta vacuna para esta franja de edad. "Que este infortunio sirva para recordar a todas las unidades del Gobierno la necesidad de garantizar la seguridad de las vacunas", recoge el texto, que insta a establecer un mecanismo de supervisión mejor.

Contador