Publicado 08/12/2020 09:46CET

Filipinas.- Duterte descarta una tregua con los rebeldes comunistas mientras sea presidente de Filipinas

Rodrigo Duterte en una comparecencia en el palacio presidencial
Rodrigo Duterte en una comparecencia en el palacio presidencial - RODRIGO DUTERTE FACEBOOK - Archivo

MANILA, 8 Dic. (DPA/EP) -

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, ha descartado una tregua con los rebeldes comunistas mientras él siga al frente del país, incluida el tradicional alto el fuego que suele declararse con motivo de las fiestas de Navidad y Año Nuevo.

"No habrá un alto el fuego nunca más mientras dure mi mandato como presidente", señaló Duterte en un mensaje televisado a última hora del lunes. "A todos los efectos, el alto el fuego está muerto. Ya pasó, igual que las conversaciones de paz", recalcó.

Tradicionalmente, el Ejército y la Policía de Filipinas han suspendido sus operaciones ofensivas contra el Nuevo Ejército del Pueblo (NPA), el brazo armado del Partido Comunista filipino, durante las fechas navideñas, en una tregua que también emulaban a su vez los guerrilleros. Sin embargo, el alto el fuego era violado en ocasiones por enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y los rebeldes.

El portavoz del Ejército, general Edgard Arevalo, ha celebrado el anuncio de Duterte. "Damos las gracias al comandante en jefe por atender la recomendación del Ejército de no declarar un alto el fuego estas vacaciones ni más adelante", ha señalado en un comunicado publicado este martes.

Según Arevalo, la recomendación del Ejército se debe no a que "no quieran la paz", sino "porque aboga por una paz genuina y duradera" mientras que los rebeldes comunistas no son "sinceros y no se merecen la confianza pública".

Los rebeldes comunistas llevan luchando contra el Gobierno filipino desde finales de los años 1960, lo que convierte a este movimiento en una de las insurgencias de izquierda más longevas de Asia. En noviembre de 2017, Duterte dio por terminadas las conversaciones de paz con los rebeldes comunistas ante la continuación de sus ataques.