Publicado 05/07/2021 06:05CET

Filipinas.- Finalizan las labores de rescate del accidente de un avión del Ejército de Filipinas con 50 fallecidos

Archivo - 02 February 2020, Austria, Hoersching: A Hercules C-130 of the Austrian Armed Forces departs from Vogler Air Base to transport seven Austrians from France, after they left the coronavirus epidemic area in China. Photo: Werner Kerschbaummayr/APA/
Archivo - 02 February 2020, Austria, Hoersching: A Hercules C-130 of the Austrian Armed Forces departs from Vogler Air Base to transport seven Austrians from France, after they left the coronavirus epidemic area in China. Photo: Werner Kerschbaummayr/APA/ - Werner Kerschbaummayr/APA/dpa - Archivo

MADRID, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

Las Fuerzas Armadas de Filipinas han concluido las labores de rescate y recuperación de cuerpos del accidente de un avión del Ejército del Aire que se estrelló este domingo y en el que han fallecido 50 personas.

"Hemos completado la operación de rescate y recuperación", ha asegurado el general de la Fuerza Aérea Cirilito Sobejana a la filial nacional de CNN, sobre el que es el accidente aéreo más mortífero de la historia del país.

De esta forma, un total de 50 personas --47 militares, que viajaban a bordo, y tres civiles, que se encontraban en el lugar del accidente-- han perdido la vida y otros 49 soldados y cuatro civiles han resultado heridos.

El accidente tuvo lugar a las 11:30 horas (hora local) de este domingo, en el municipio de Patikul, provincia de Jolo. Según las primeras investigaciones, el avión de transporte de tropas, un Lockheed C-130 Hercules procedente de Mindanao, fue incapaz de aterrizar en la pista del aeropuerto provincial y acabó estrellándose en una aldea del municipio, cerca del aeródromo.

Todos los heridos han recibido tratamiento inicial en un hospital de Jolo, pero algunos han tenido que ser trasladados a Zamboanga para recibir tratamiento adicional.

El Ejército ha explicado que entre los pasajeros de la aeronave se encontraban soldados a punto de ser enviados a la región de Sulu como parte de la campaña antiterrorista del Gobierno filipino.

El secretario de Defensa, Delfin Lorenzana, ha precisado que a bordo del avión había tres pilotos, cinco miembros de la tripulación y el resto eran soldados que viajaban a Jolo desde Cagayan de Oro.

Según testigos de CNN Filipinas, varios soldados saltaron de la aeronave antes de que golpeara el suelo, lo que les permitió evitar la explosión inicial, de acuerdo con fuentes explosión, de acuerdo con fuentes de la Fuerza de Intervención y Rescate.

Contador