Publicado 10/11/2020 12:54CET

Filipinas.- Hombres armados matan a un periodista filipino que sobrevivió en 2016 a otro intento de asesinato

Un militar filipino en un puesto de control en Manila
Un militar filipino en un puesto de control en Manila - Alejandro Ernesto/dpa - Archivo

MANILA, 10 Nov. (DPA/EP) -

Virgilio Maganes, un periodista de radio que sobrevivió en 2016 a un ataque en el que intentaron asesinarlo, ha muerto abatido por disparos realizados por dos hombres armados cuando se encontraba en la puerta de su casa, en el norte de Filipinas, según ha informado la Policía.

Maganes, de 62 años de edad, estaba a punto de entrar en su domicilio en la localidad de Villasis cuando ha recibido seis disparos realizados por dos hombres armados, de acuerdo con la versión policial. El comentarista de radio ha muerto en el acto y la Policía no ha identificado todavía a los sospechosos ni el motivo del ataque.

Maganes es el décimo octavo periodista asesinado en Filipinas desde que el actual presidente del país, Rodrigo Duterte, asumió el poder en 2016, según el Sindicato Nacional de Periodistas de Filipinas (NUJP, por sus siglas en inglés). El reportero sobrevivió a un intento de asesinato en noviembre de 2016 haciéndose el muerto después de que dos hombres armados le dispararan desde una motocicleta.

"Se dejó un cartel cerca del lugar de los hechos con el mensaje 'Camellos de las drogas, no le imitéis', en lo que se ha considerado como un intento de distraer la atención del motivo real del intento de matarle", ha señalado el sindicato filipino.

Los grupos de defensa de la libertad de prensa, incluido el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ), sitúan a Filipinas como uno de los países más peligrosos para ejercer el periodismo. En 2009, 32 trabajadores de medios figuraban entre las más de 50 personas muertas en un ataque contra un convoy de un político local que se dirigía a una manifestación en la región de Mindanao.

Diez años después del ataque, un tribunal de Filipinas condenó por ese ataque a los miembros de un influyente clan político y a decenas de seguidores por el que ha sido el mayor asesinato relacionado con una campaña electoral.

Contador