Publicado 12/02/2020 18:45:21 +01:00CET

Filipinas.- El jefe del Ejército asegura que Filipinas "puede vivir sin el acuerdo militar" con EEUU

Filipinas.- El jefe del Ejército asegura que Filipinas "puede vivir sin el acuer
Filipinas.- El jefe del Ejército asegura que Filipinas "puede vivir sin el acuer - FACEBOOK RODRIGO DUTERTE - Archivo

MADRID, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

El jefe de las Fuerzas Armadas de Filipinas, Felimon Santos, ha asegurado este miércoles que el país "puede vivir sin el acuerdo militar" con Estados Unidos, el Acuerdo de las Fuerzas de Visita (FVA, por sus siglas en inglés), que permite a Estados Unidos enviar efectivos a los puertos filipinos y realizar grandes ejercicios militares conjuntos.

Santos, que ha subrayado que el Ejército filipino "implementará" acuerdos militares con otros aliados --entre ellos Japón y Australia-- para contrarrestar la pérdida del FVA, que llevaba en vigor 22 años.

"Podemos vivir sin el FVA. Nos hará más ambiciosos para desarrollar nuestras propias capacidades", ha aseverado antes de subrayar que el Ejército ha recibido más de 20.000 millones de pesos filipinos (36,3 millones de euros) bajo la Administración del presidente, Rodrigo Duterte.

"Apoyaremos la decisión política del presidente", ha aseverado, según informaciones de la cadena de televisión ABS-CBN.

El Gobierno de Filipinas comunicó oficialmente el martes al Ejecutivo de Estados Unidos el fin del acuerdo de Defensa firmado en 1999, que da cobertura legal a la entrada de tropas estadounidenses en Filipinas para la realización de ejercicios de entrenamiento conjuntos con las Fuerzas Armadas filipinas.

El pacto contempla su finalización mediante un aviso por escrito enviado por cualquiera de las dos partes firmantes, que entrará en vigor en 180 días.

Duterte anunció el 23 de enero su intención de eliminar el acuerdo si Estados Unidos no daba marcha atrás y revertía la prohibición de entrada en el país a todos los cargos del Gobierno filipino involucrados en el encarcelamiento de la senadora Leila De Lima.

Particularmente sangrante para el dirigente ha sido la prohibición específica contra uno de sus principales aliados, el senador Roland 'Bato' dela Rosa, antiguo jefe de la Policía Nacional de Filipinas y arquitecto, precisamente, de la mortífera guerra contra las drogas puesta en marcha bajo su Administración.

La Policía de Filipinas estima que al menos 6.600 presuntos drogadictos y traficantes han muerto en la guerra contra las drogas desde 2016 dado que se resistieron a ser detenidos. Por su parte, activistas defensores de Derechos Humanos afirman que más de 20.000 personas han muerto en operaciones estatales.