Publicado 21/08/2020 18:03CET

Filipinas.- La ONU condena los asesinatos de dos activistas en Filipinas y pide al Gobierno una investigación exhaustiva

Filipinas.- La ONU condena los asesinatos de dos activistas en Filipinas y pide
Filipinas.- La ONU condena los asesinatos de dos activistas en Filipinas y pide - Alejandro Ernesto/dpa - Archivo

MADRID, 21 Ago. (EUROPA PRESS) -

Naciones Unidas ha mostrado su consternación por los recientes asesinatos de dos activistas por los Derechos Humanos en Filipinas y ha pedido al Gobierno una rápida investigación de lo sucedido.

Se trata de Randall 'Randy' Echanis, defensor de la reforma agraria y consultor de paz, asesinado en su casa de Quezon City el 10 de agosto. Los informes indican que sufrió una paliza antes de morir, y recibió traumatismo contundente en la cabeza y heridas de arma blanca.

El 17 de agosto, el día en que enterraron a Echanis, otra defensora de los Derechos Humanos, Zara Álvarez, fue asesinada a tiros en la ciudad de Bacolod en la isla de Negros.

"Acogemos con satisfacción la declaración del Palacio Presidencial en la que denuncia 'cualquier forma de violencia perpetuada contra los ciudadanos, incluidos los activistas', y señalamos que se están llevando a cabo investigaciones sobre ambos casos", ha hecho saber la portavoz del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Liz Throssell.

Sin embargo, la portavoz ha señalado que tanto Echanis como Álvarez habían sido repetidamente "etiquetados en rojo" -- comunistas o terroristas -- por las autoridades en relación con su trabajo. El nombre de Álvarez apareció, por ejemplo, en una lista de 649 personas que el Gobierno trató de designar como terroristas el pasado 28 de marzo.

Si bien la lista fue anulada posteriormente, muchas de las que fueron eliminadas de la lista, incluida Álvarez, continuaron denunciando hostigamientos y amenazas, como se destaca en el informe sobre Derechos Humanos del Alto Comisionado sobre Filipinas publicado en junio de este año.

Álvarez, de hecho, apareció en un póster del Gobierno sobre los integrantes de la lista, acompañada de otros dos defensores de los Derechos Humanos que habían sido asesinados: Benjamin Ramos Jr. y Bernardino Patigas, cuyos casos de homicidio siguen sin resolverse. Álvarez también había pasado dos años en prisión por cargos de asesinato antes de ser absuelta en marzo de este año por falta de pruebas.

Tras el asesinato de Zara Álvarez, su colega Clarizza Singson recibió una amenaza de muerte en Facebook advirtiéndole que ella sería la siguiente. Esto es particularmente preocupante para la ONU ya que el nombre de Singson también apareció en la lista mencionada de presuntos terroristas y su foto está incluida en el mismo póster.

"La Oficina de Derechos Humanos de la ONU hace hincapié en la necesidad de realizar investigaciones independientes, exhaustivas y transparentes sobre los asesinatos y de que los responsables rindan cuentas. Deben tomarse medidas eficaces para proteger a otros defensores de los Derechos Humanos en peligro y para detener y condenar la incitación al odio contra ellos", ha culminado la portavoz.