Publicado 09/03/2021 17:54CET

Filipinas.- La ONU denuncia los "asesinatos arbitrarios" de nueve activistas por parte de la Policía de Filipinas

Agentes de la Policía de Filipinas durante un operativo en Metro Manila
Agentes de la Policía de Filipinas durante un operativo en Metro Manila - SHERBIEN DACALANIO / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 9 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Alto Comisionado de Derechos Humanos de Naciones Unidas ha mostrado este martes su "consternación" por los aparentes "asesinatos arbitrarios" de nueve activistas cometidos por la Policía y el Ejército de Filipinas en diferentes operativos simultáneos llevados a cabo en varias regiones del país este domingo.

De acuerdo con la información que maneja la ONU, ocho hombres y una mujer murieron durante la acción policial y militar en varias redadas realizadas en las provincias de Batangas, Cavite, Laguna y Rizal, en los alrededores de la región metropolitana de Manila, la capital.

"El Gobierno nos ha informado de que la operación se basó en órdenes de registro en el contexto de su campaña contra la guerrilla del Nuevo Ejército del Pueblo", el brazo armado del Partido Comunista de Filipinas, ha contado la portavoz del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Ravina Shamdasani.

Entre los fallecidos, detalla Shamdasani, se encontraba el activista de derechos laborales Emanuel Asunción, Chai Lemita Evangelista y Ariel Evangelista, quienes trabajaban en asuntos relacionados con los derechos de las comunidades pesqueras. Estas tres personas fueron disparados dentro de sus hogares.

Durante aquellas operaciones policiales y militares también fueron asesinados Melvin Dasigao y Mark Lee Coros Bacasno, activistas por el derecho a la vivienda de personas sin hogar y otras cuatro personas, dos de las cuales trabajaban defendiendo a las comunidades indígenas. Otras seis fueron detenidas.

Shamdasani ha denunciado que no es la primera vez que este tipo de operativos acaban con asesinatos extrajudiciales, pues ya el 30 de diciembre de 2020, nueve activistas de los derechos de los pueblos indígenas Tumandok fueron asesinados también durante unas órdenes de registro.

Si bien Naciones Unidas ha "celebrado" el "compromiso" adquirido por el Gobierno de Rodrigo Duterte para investigar estos casos, Shamdasani ha enfatizado que los procesos "deben de ser rápidos, transparentes y efectivos para cumplir con los estándares internacionales".

"El informe del Consejo de Derechos Humanos de junio de 2020 del Alto Comisionado sobre Filipinas documentó una grave falta del debido proceso en las operaciones policiales y una impunidad casi total por el uso de fuerza letal por parte de la Policía y el Ejército", denuncia Shamdasani.

"Instamos a la Policía a tomar medidas urgentes para evitar el uso de fuerza excesiva que acabé con la pérdida de vidas durante estas operaciones. También pedimos al Gobierno y a los miembros de las fuerzas de seguridad que se abstengan de utilizar una retórica que pueda conducir a violaciones y sí se comprometan públicamente a defender los Derechos Humanos y el Estado de derecho", ha demandado.

A su vez, Shamdasani ha alertado de que existe en el país asiático una criminalización del activismo, pues han sido "etiquetados en rojo" al ser acusados de formar parte del brazo armado del Partido Comunista

"Ese etiquetado público", recuerda la portavoz haciéndose eco del último informa del Alto Comisionado para filipinas, "ha resultado extremadamente peligroso", por lo que desde Naciones Unidas han demandado mayor protección para los defensores de los Derechos Humanos, activistas e incluso periodistas, habiendo sido decenas de ellos detenidos en los últimos meses.