Publicado 10/07/2020 14:41CET

Filipinas.- El Parlamento filipino suspende definitivamente al principal medio del país tras las críticas de Duterte

Filipinas.- El Parlamento filipino suspende definitivamente al principal medio d
Filipinas.- El Parlamento filipino suspende definitivamente al principal medio d - 2020 GETTY IMAGES / EZRA ACAYAN

MANILA, 10 Jul. (DPA/EP) -

El Parlamento filipino ha suspendido este viernes la renovación de la licencia de emisión a la cadena ABS-CBN, el medio de comunicación más importante del país, involucrado desde hace semanas en un enfrentamiento con el presidente filipino, Rodrigo Duterte, contra quien han vertido numerosas informaciones críticas, en particular por su brutal campaña para combatir el narcotráfico.

La suspensión de la licencia ha sido declarada por el comité legislativo de telecomunicaciones del Parlamento en un voto unánime que imposibilita a la ABS-CBN "la construcción, instalación, el establecimiento, la operación y el mantenimiento de estaciones de retransmisión de radio y televisión en todo el país", en una decisión que, para empezar, afectará a 11.000 empleados de la cadena.

El argumento oficial esgrimido por el comité es que la ABS-CBN "no se merece una licencia dadas las presuntas violaciones cometidas en los últimos años, comenzando por una política de evasión de impuestos cuestionable e injusta y unas prácticas laborales poco menos que ejemplares".

En este sentido, el comité recordó que la cadena no emitió un anuncio político pagado por el presidente Duterte durante las elecciones de 2016. Un "error", según los responsables del medio, por el que Duterte aceptó las consiguientes disculpas.

No obstante, el comité también ha expresado sus sospechas ante la posibilidad de que la ABS-CBN violara una prohibición constitucional que impide a un ciudadano extranjero la posesión de un medio de comunicación, dadas las dudas existentes sobre la nacionalidad del presidente del medio, Carlo Katigbak.

El panel ha recalcado que su decision "en modo alguno está relacionada con la libertad de prensa", sino que es, en realidad, "un privilegio denegado, por inmerecido".

El medio lleva suspendido desde el pasado 5 de mayo, cuando expiró su licencia actual, en un acto condenado por ONG y defensores de la libertad de expresión y prensa. Desde entonces, circunscribe sus emisiones a Internet.

REACCIONES

Para empezar, la ONG pro Derechos Humanos Human Rights Watch (HRW), ha denunciado esta decisión como un "asalto encubierto a la libertad de prensa" nunca visto desde la dictadura del difunto hombre fuerte del país Ferdinand Marcos.

"Este movimiento solidifica la tiranía del presidente Rodrigo Duterte, quien ha acusado a ABS-CBN hacerle desaires por negarse a seguir la línea del Gobierno y criticar su llamada 'guerra contra las drogas'", ha lamentado el subdirector de Asia para el grupo con sede en Nueva York, Phil Robertson.

La campaña contra el narcotráfico de Duterte ha provocado las críticas de numerosas organizaciones humanitarias como un ejemplo de brutalidad policial y detenciones indiscriminadas. A mediados del año pasado habían muerto casi más de 6.000 personas en todo el país.

"Este es un día negro para la libertad de los medios en Filipinas, un país anteriormente considerado como un bastión de la libertad de prensa y la democracia en la región", ha agregado Robertson.

Por lo que respecta a la Presidencia, el portavoz presidencial Harry Roque ha asegurado que la Administración Duterte ha mantenido una "postura neutral" sobre el tema, ya que respeta la decisión del Congreso, que tiene la única prerrogativa de otorgar franquicias.

"Por mucho que queramos trabajar con la mencionada red de medios, tenemos que cumplir con la resolución del comité de la Cámara", ha indicado.

Por último, Katigbak ha asegurado que la compañía estaba comprometida con su labor de servicio público y espera "encontrar otras formas de lograr esta misión".

"Estamos profundamente dolidos por la decisión. Creemos que hemos estado prestando un servicio que es importante y valioso para el pueblo filipino. Mantengamos la fe: las historias de cada filipino volverán a brillar", ha agregado.