Publicado 18/10/2021 12:48CET

Filipinas.- La Policía de Filipinas mata a cuatro ciudadanos chinos en una operación antidrogas

Archivo - Agente de las Fuerzas Especiales de la Policía Nacional de Filipinas.
Archivo - Agente de las Fuerzas Especiales de la Policía Nacional de Filipinas. - ROUELLE UMALI / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

MANILA, 18 Oct. (DPA/EP) -

La Policía filipina ha matado este lunes a cuatro ciudadanos chinos durante un operativo antidrogas llevado a cabo en la ciudad de Ángeles, en el norte del archipiélago, con el que se ha logrado requisar un alijo de 38 kilos de metanfetamina valorado en 262 millones de pesos (unos 4,4 millones de euros).

Según la investigación de las autoridades filipinas, estos ciudadanos chinos, procedentes de las provincias de Fujian y Shanxi, eran "conocidos distribuidores de drogas ilegales" tanto en Manila, la capital, como en las provincias cercanas.

El operativo ha sido lazando en un complejo residencial situado en Ángeles, a 83 kilómetros al norte de Manila. El tiroteo ha comenzado cuando los fallecidos han abierto fuego contra los agentes que se habían infiltrado para efectuar una compra de metanfetamina, conocida localmente como 'shabu'.

La Policía sostiene que los cuatros fallecidos podrían estar relacionados con otra redada llevada a cabo el pasado mes en Zambales, en el norte de Filipinas, en la que también fueron abatidos otros cuatro ciudadanos chinos, y tres arrestados, y se logró requisar 500 kilos de metanfetamina, con un valor de 4.000 millones de pesos (67,8 millones de euros).

El Gobierno del presidente filipino, Rodrigo Duterte, ha sido ampliamente criticado tanto dentro como fuera del país por la política agresiva contra el narcotráfico que su administración está llevando a cabo desde 2016 por los importantes daños colaterales que ha ido dejando a su paso.

Si bien más de 357.000 personas ya han sido detenidas, otras 7.000 han muerto durante estas operaciones policiales en los últimos cinco años, aunque los grupos de Derechos Humanos han asegurado que las cifras podrían ser incluso mayores.

Por su parte, el fiscal jefe del Tribunal Penal Internacional (TPI), Karim Khan, confía que la investigación abierta sobre la guerra contra las drogas en Filipinas permita "descubrir la verdad" y garantizar la rendición de cuentas ante los abusos que supuestamente han cometido las fuerzas de seguridad bajo mando de Duterte.