Filipinas.- Un presunto terrorista suicida muere en un ataque en el sur de Filipinas

Publicado 09/09/2019 3:27:18CET
Filipinas.- Un presunto terrorista suicida muere en un ataque en el sur de Filip
Filipinas.- Un presunto terrorista suicida muere en un ataque en el sur de FilipMARCONI NAVALES - Archivo

MANILA, 9 Sep. (DPA/EP) -

Un presunto terrorista suicida ha muerto este domingo mientras intentaba atacar a un destacamento militar en el sur de Filipinas, según han confirmado las autoridades militares del país.

El atacante, vestido con un traje tradicional de mujer, estaba a punto de entrar en el destacamento de la ciudad de Indanan, en la provincia de Sulu, situada 1.000 kilómetros al sur de Manila; sin embargo, fue detenido por las tropas del Ejército.

Ante esta situación, el sospechoso detonó la bomba en el mismo instante en el que las tropas adoptaron posiciones defensivas para protegerse de la explosión, según ha informado el teniente coronel, Gerard Monfort, portavoz de un grupo de trabajo antiterrorista en Sulu.

"Los guardias sospecharon porque el atacante parecía tener una tripa enorme. Le gritaron que se detuviera y no entrara. Todos se fueron a posiciones de combate", ha explicado.

Las partes del cuerpo del sospechoso han sido recuperadas, aunque las autoridades aún no han identificado al terrorista, ha asegurado el teniente general Cirilito Sobejana.

"El terrorista suicida parece ser una mujer de aspecto extranjero y pelo largo. Sin embargo, la mano desmembrada recuperada es similar a la de un hombre", ha añadido.

En junio, tres soldados murieron y otros 12 resultaron heridos cuando dos presuntos terroristas suicidas detonaron bombas en la entrada de un campamento del ejército en la ciudad de Indanan. El ataque mortal fue el primer atentado suicida con bomba que se llevó a cabo en el país por parte de un terrorista local, según las autoridades.

En abril, un atentado con bomba perpetrado por presuntos miembros de un grupo militante pro Estado Islámico hirió al menos a 18 personas en un restaurante de Kudarat, en la región de Mindanao.

La población musulmana en Filipinas representa menos del 10 por ciento de la población del país, que es predominantemente católica, y a menudo se han quejado de que el Gobierno nacional los ha descuidado.

El desarrollo de Mindanao se ha visto lastrado por décadas de violencia debido a la rebelión separatista musulmana que ha dejado cientos de miles de muertos y ha sumido a la región en una situación de pobreza e inestabilidad.