El fiscal general de Brasil acusa formalmente a un exministro y un congresista de corrupción

Desarticulan una red de blanqueo de dinero proveniente de Venezuela
PIXABAY
Actualizado 05/12/2017 12:29:24 CET

   SAO PAULO, 5 dic (Reuters/Notimérica) -

   El fiscal general de Brasil ha presentado oficialmente cargos de asociación criminal y lavado de dinero contra seis personas entre las que se encuentran un exministro y un congresista, tal y como han recogido varios medios de comunicación locales.

   Según los diarios 'Estadão' y 'O Globo', el fiscal general de Brasil habría enviado de manera formal las acusaciones al Supremo Tribunal Federal de la Nación, el cual ahora será encargado de decidir si continua adelante con los procesamientos.

   El fiscal ha acusado oficialmente a Geddel Vieira Lima, quien estuvo al cargo a las relaciones del presidente Michel Temer con el Congreso hasta el mes de noviembre de año 2016. Los cargos que se le achacan están vinculados a una investigación ya abierta sobre corrupción y en la que que se encontraron huellas dactilares de Vieira en una serie de maletas que ocultaban más de 15,7 millones de dólares en efectivo.

   El fiscal también ha procesado a un hermano de Geddel y a un congresista federal, Lúcio Vieira Lima; a su madre, Marluce Vieira Lima; a un exasesor de Lúcio, Job Ribeiro; al exdirector de la fuerza de defensa civil de la ciudad de Salvador, Gustavo Ferraz; y a un socio de la compañía de construcción Cosbat, Luiz Fernando Costa Filho, informó O Globo.

   Entre las posibles fuentes de los millones encontrados en efectivo, el fiscal ha considerado que podría tratarse de sobornos de la constructora Odebrecht y de unos pagos relacionados al partido PMBD al que pertenece el presidente Temer.

   Brasil ha estado envuelto en una serie de casos de corrupción que han alcanzado todos los niveles del sector empresarial y del Gobierno en los últimos años, lo que golpeó la confianza de la opinión pública en la clase política.

   Hace apenas dos semanas, la policía arrestó al jefe de la asamblea del estado de Río y a dos otros políticos locales por cargos de corrupción, todos los cuales pertenecen al partido de Temer.