Publicado 24/07/2021 18:07CET

La fiscal general de Guatemala despide al responsable anticorrupción entre investigaciones al entorno presidencial

Archivo - Alejandro Giammattei, presidente de Guatemala.
Archivo - Alejandro Giammattei, presidente de Guatemala. - Presidencia De Guatemala/Preside / DPA - Archivo

Juan Francisco Sandoval abandona el país tras rechazar las acusaciones de abuso vertidas por la fiscal y dice que teme por su vida

MADRID, 24 Jul. (EUROPA PRESS) -

La fiscal general de Guatemala, Consuelo Porras, ha anunciado la destitución del principal responsable de la lucha anticorrupción en el país, el fiscal especial Juan Francisco Sandoval, por cometer "vejaciones" contra su persona; una decisión rechazada por el afectado, que ha vinculado su cese a nuevas investigaciones sobre el entorno del presidente del país, Alejandro Giammattei.

"Ante la inminente desconfianza en la relación, hoy se da de baja su relación laboral", ha declarado Porras en rueda de prensa recogida por la CNN, en la que acusó a Sandoval de frecuentes abusos y de socavar su trabajo, sin dar más detalles. La abogada Carla Isidra Valenzuela le sustituirá al frente de la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (Feci).

En una conferencia llevada a cabo en la Procuraduría de Derechos Humanos, Sandoval rechazó las declaraciones de Porras, y explicó que en todo momento actuó de manera cordial y respetuosa hacia quien era su jefa, a la que pidió explicaciones sobre su insistencia en poner toda actuación en conocimiento del presidente Giammattei.

"Desconozco los motivos y será labor de la Fiscal General responder por qué impuso a la Feci que cualquier cuestión relacionada con el Presidente de la República, no solo se pidiera de manera cordial sino, no se podía llevar a cabo sin su visto bueno. En varias ocasiones le expresé por qué esa situación", señaló Sandoval, en declaraciones recogidas por 'Prensa Libre'.

SANDOVAL DEJA GUATEMALA

Poco después de rechazar las acusaciones, Sandoval decidió abandonar el país debido a posibles represalias y cruzó la frontera con El Salvador, acompañado de una comitiva de protección, confirmó la Procuraduría para los Derechos Humanos de Guatemala en su cuenta de la red social Twitter.

Medios internacionales aseguran que Sandoval cruzó hacia El Salvador por medio de la frontera de Las Chinamas, acompañado de personal de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) y el embajador de Suecia en Guatemala, Hans Magnusson. Posteriormente, el procurador de los Derechos Humanos, Jordán Rodas, publicó en Twitter que él fue parte de las personas que acompañó al exjefe fiscal en su salida.

"Desde donde esté voy a seguir trabajando por el pueblo de Guatemala, más que por seguridad me voy para no darle gusto a quienes hacen de la supervivencia de un régimen de expoliación de los recursos del Estado su modo de vida", declaró Sandoval a los reporteros que lo acompañaron hasta la frontera, en comentarios recogidos por la agencia de noticias Sputnik.

De hecho, Sandoval indicó previamente que había indicios de nuevas investigaciones contra funcionarios de la administración de Giammattei, por ejemplo en un caso vinculado al exministro José Luis Benito, que tuvo que desarrollarse en completo silencio dado que, denunció el ahora exfiscal, "existía información que uno de los Secretarios de la Fiscal General trasladaba la información" fuera del ámbito de los implicados en las pesquisas.

Sandoval es el quinto fiscal que abandona Guatemala en menos de tres años a causa de sus investigaciones sobre el llamado "Pacto de Corruptos", como bautizó la exfiscal general Thelma Aldana, también en el exilio, la impunidad sistémica en ese país. Trabajó en casos judiciales como "línea consolidadores", en el cual resultaron imputados el expresidente Otto Pérez Molina y la exvicepresidenta Roxana Baldetti.

La subsecretaria en funciones de Estados Unidos para Asuntos del Hemisferio Occidental, Julie Chung, criticó en Twitter que la salida de Sandoval "es un revés importante para el Estado de derecho". "Contribuye a la percepción de un esfuerzo sistemático para socavar a quienes se sabe que luchan contra la corrupción", ha lamentado.

También organismos internos como el Consejo Nacional Empresarial manifestó su rechazo a la decisión de la fiscal general, a la que calificó de "sin fundamento". "La impunidad y la corrupción son el más grande desincentivo de la actividad empresarial competitiva", según la nota recogida por CNN.