Publicado 26/10/2021 16:42CET

La Fiscalía de Bolivia citará esta semana al gobernador de Santa Cruz para declarar en el caso 'Golpe de Estado'

Archivo - El excandidato presidencial en Bolivia y actual gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho
Archivo - El excandidato presidencial en Bolivia y actual gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho - CHRISTIAN LOMBARDI / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 26 Oct. (EUROPA PRESS) -

El fiscal general de Bolivia, Juan Lanchipa, ha informado de que el Ministerio Público prevé citar esta semana al gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, y a su padre, José Luis Camacho, para que declaren en el marco del caso 'Golpe de Estado'.

"Tenemos información (...) de que la comisión de fiscales que está llevando adelante la investigación en este caso ha señalado que esta semana será la recepción de la declaración del señor Camacho padre y el señor Camacho hijo", ha dicho Lanchipa, ha recogido el diario 'El Deber'.

Lanchipa ha trasladado que una comisión de investigadores concretará si la citación será emitida para que los Camacho se presenten en La Paz o en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, después de que la Fiscalía anulara la declaración de el exlíder cívico a principios de este mes y en el marco de la pugna de su padre por no desplazarse a la paz por motivos de salud.

En este sentido, el abogado de ambos, Jerjes Justiniano, ha señalado que la convocatoria a José Luis Camacho no puede realizarse sin que la Fiscalía tenga los certificados médicos que justifican que su declaración debe llevarse a cabo en Santa Cruz.

Según la acusación del partido del expresidente Evo Morales, Movimiento Al Socialismo (MAS), el exlíder cívico y uno de los cabecillas de las protestas contra el exmandatario tras las elecciones de 2019 es uno de los responsables del presunto golpe de Estado, por lo que habría cometido los delitos de sedición, terrorismo y conspiración.

El expresidente Evo Morales se proclamó vencedor de las elecciones de 2019, en las que buscaba un cuarto mandato, pero su principal rival, Carlos Mesa, que quedó segundo, denunció un "fraude gigantesco", algo refrendado por la OEA, que detectó "irregularidades" en el proceso electoral.

Morales dimitió el 10 de noviembre en medio de una ola de violencia que dejó más de 30 muertos. Jeanine Áñez, entonces 'número dos' del Senado, se proclamó presidenta interina para llenar el vacío de poder.