Publicado 05/04/2021 11:50CET

La Fiscalía de Israel denuncia "un grave caso de corrupción del régimen" en el proceso por corrupción contra Netanyahu

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu
El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu - Noam Moskowitz/dpa

Dice que 'Bibi' "usó sus grandes poderes de forma prohibida"

MADRID, 5 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía ha denunciado este lunes un "grave caso de corrupción del régimen" en la primera sesión de la fase de presentación de pruebas en el proceso por corrupción contra el primer ministro, Benjamin Netanyahu, quien ha comparecido ante el tribunal tras rechazar hasta ahora todos los cargos presentados contra él.

"El principal sospechoso es el primer ministro de Israel quien, según la acusación, usó sus grandes poderes de forma prohibida", ha dicho la fiscal Liat Ben Ari durante su exposición, en la que ha sostenido que Netanyahu "uso el poder de su cargo para hacer avanzar sus deseos personales".

Así, ha manifestado que el primer ministro, conocido popularmente como 'Bibi', abusó de sus competencias "como legislador y como regulador para provocar o intentar provocar que un medio de comunicación informara de una forma distinta a lo que la hubiera hecho, sólo para promover sus intereses personales", según ha informado el diario 'The Times of Israel'.

Ben Ari ha puntualizado que este presunto comportamiento "revela un punto de intersección entre el deseo de un empresario de disfrutar los inmensos poderes del cargo de primer ministro y el deseo del primer ministro de generar una puerta abierta para poder influenciar en los medios de Israel".

Por último, ha subrayado que la acusación "está fundamentada en un amplio tapiz de pruebas, incluidas pruebas directas y circunstanciales", entre los que figuran "grabaciones de llamadas y mensajes de texto". "Todos ellos demostrarán de forma clara y total lo que aparece descrito en la imputación", ha zanjado.

Netanyahu, que ha abandonado poco después la sala durante el receso posterior a las declaraciones de Ben Ari, podría no regresar a la vista, después de que sus abogados hayan presentado una petición para que pueda saltarse el resto de los procedimientos durante este lunes.

Tras ello ha arrancado la comparecencia de Ilan Yeshua, antiguo director ejecutivo del portal de noticias Walla, cuyo testimonio es considerado clave en el caso 4000, uno de los tres abiertos contra Netanyahu. Yeshua ha señalado que recibió órdenes para dar mayor peso a artículos que ayudaran al primer ministro y quitárselo a aquellos contrarios a Netanyahu o a su esposa, Sarah.

De esta forma, ha explicado que sus superiores le pidieron que publicara "artículos positivos sobre el primer ministro y su esposa, y también ocasionalmente sobre su hijo, pero principalmente sobre el primer ministro o su esposa", así como "artículos negativos sobre rivales del primer ministro, como Naftali Bennett".

"Publicamos una serie de artículos contra Bennett y su esposa", ha dicho, en referencia al actual líder del derechista Yamina, quien llegó a ser aliado de Netanyahu y ocupar varios ministerios, si bien desde entonces se ha distanciado de él y ha hecho campaña contra 'Bibi' en las últimas parlamentarias.

Yeshua ha relatado que los dueños de Walla, Shaul e Iris Elovitch, le dieron órdenes para modificar la cobertura sobre Netanyahu. "Decían: ¿Qué eres, el 'Haaretz'? ¿Qué eres, un portal para izquierdistas? ¿Qué eres, un portal para miembros de Hamás?", ha apuntado. El testimonio ha sido interrumpido por Iris Elovitch, quien ha preguntado a Yeshua "cuánto puede mentir".

LAS ACUSACIONES CONTRA NETANYAHU

Netanyahu, la primera persona en la historia en ser imputada mientras ocupa el cargo de primer ministro de Israel, está acusado de recibir sobornos, fraude y violación de la confianza en tres casos separados, tras las investigaciones encabezadas por el fiscal general, Avichai Mandelblit.

El más grave de ellos es el caso 4000, en el que hace frente a cargos por sobornos, fraude y violación de la confianza por impulsar regulaciones que beneficiaron al accionista mayoritario del grupo Bezeq, Shaul Elovitch, a cambio de una cobertura favorable del portal Walla.

En el caso 1000, el primer ministro será imputado por fraude y violación de la confianza por recibir regalos ilícitos valorados en 700.000 shekels (cerca de 183.000 euros) a cambio de favores.

Por otra parte, en el caso 2000 ha sido imputado por fraude y violación de confianza por acordar con 'Yedioth Ahronoth' debilitar al diario de la competencia 'Israel Hayom' --favorable a Netanyahu-- a cambio de una cobertura más favorable al primer ministro en el primer medio.

Contador