Publicado 24/02/2021 18:40CET

La Fiscalía mexicana halla indicios de "delincuencia organizada" en movimientos financieros del gobernador de Tamaulipas

Archivo - Bandera de México.
Archivo - Bandera de México. - TWITTER - Archivo

MADRID, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía de México y la Unidad de Inteligencia Financiera han informado de que se han detectado indicios de que el gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, estaría presuntamente implicado en delitos de delincuencia organizada al triangular 42 millones de pesos (1,6 millones de euros) con una empresa que figura como sospechosa para el Gobierno de Estados Unidos.

Según ha recogido el diario 'Milenio', las autoridades han indicado que entre abril y diciembre de 2019, el gobernador habría recibido ingresos millonarios de una empresa fantasma que no cuenta con empleados, capital, ni antecedentes de declaraciones fiscales.

Dichas investigaciones se realizaron siguiendo una denuncia presentada contra el gobernador por particulares ante un presunto enriquecimiento ilícito de casi 1.000 millones de pesos (unos 40 millones de euros).

De acuerdo con la Fiscalía, la empresa fantasma habría recibido recursos a su vez de la empresa RC, cuyos socios son declarados sospechosos de operaciones de procedencia ilícita en Estados Unidos, por lo que el gobernador podría haber incurrido en delitos de delincuencia organizada, blanqueo de dinero y fraude fiscal, así como enriquecimiento ilícito.

El pasado mes de enero, la Unidad de Inteligencia Financiera recibió una cuarta denuncia contra García por la presunta comisión de esos delitos. Dichas denuncias se habrían presentado ante la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) y la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción.

La primera de ellas fue presentada el 28 de julio de 2020, seguida de dos más el 27 de noviembre de ese año. Entre los hallazgos más importantes destacan la adquisición de inmuebles, el uso de empresas fachada y el presunto enriquecimiento inexplicable que no coincide con los ingresos de García Cabeza de Vaca.

Durante la jornada, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha asegurado que en su Gobierno no se persigue a nadie, pero ha advertido de que no es "tapadera", después de que se haya elevado una petición para desaforar al gobernador de Tamaulipas.

"Nosotros no perseguimos a nadie, no es mi fuerte la venganza, pero también debe saberse (...) que no somos tapadera de nadie", ha dicho en rueda de prensa, donde ha recalcado que, si hay una denuncia por corrupción, los servidores públicos, tienen instrucciones de enviarla "de inmediato" a la Fiscalía.

El titular del Ministerio Público, Alejandro Gertz, ha garantizado que el proceso contra García Cabeza de Vaca se llevará a cabo con "transparencia". "No habrá caso de venganza de ningún tipo político, de ninguna naturaleza", ha insistido.