Publicado 06/08/2020 19:01CET

El FMI explora "todas las vías posibles" para prestar ayuda a Líbano tras las explosiones de Beirut

Líbano.- El FMI explora "todas las vías posibles" para prestar ayuda a Líbano tr
Líbano.- El FMI explora "todas las vías posibles" para prestar ayuda a Líbano tr - Boris Baldinger/World Economic F / DPA - Archivo

MADRID, 6 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Fondo Monetario Internacional (FMI) está explorando "todas las vías posibles" para prestar ayuda financiera a Líbano, según ha asegurado su directora gerente, Kristalina Georgieva, quien ha señalado que tras las explosiones sucedidas en Beirut esta semana es el momento de la "unidad nacional".

"Después de la terrible tragedia de Líbano, es momento de la unidad nacional: para superar el desastre pero también pero atajar la profunda crisis económica y social que el país sigue viviendo. También es el momento de que la comunidad internacional y los amigos de Líbano se levante y ayuden al país en este momento de urgente necesidad", ha señalado Georgieva este jueves en un comunicado.

"El FMI está explorando todas las vías posibles para ayudar a la gente de Líbano. Es esencial que se supere el punto puerto de las negociaciones sobre reformas críticas y que se ponga en marcha un programa de calado para dar un vuelco a la economía y crear credibilidad y confianza para el futuro del país", ha agregado la búlgara.

Según las última cifras aportadas por las autoridades libanesas, al menos 137 personas han muerto y unas 5.000 han resultado heridas por las potentes explosiones registradas el martes por la tarde en el puerto de Beirut.

Los vídeos que circulan en redes sociales muestran una fuerte explosión que dio lugar a una gran columna de humo, tras lo cual se produjo una segunda deflagración de mayor potencia. Las sacudidas pudieron sentirse en las vecinas ciudades de Tiro y Sidón e incluso en Chipre, a 240 kilómetros.

Las causas aún están por confirmar, si bien la principal hipótesis es que 2.750 toneladas de nitrato de amonio que se acumulaban desde hacía seis años en uno de los almacenes del puerto de Beirut ardieron por las precarias condiciones de seguridad en el lugar.

El Gobierno ha ordenado poner bajo arresto domiciliario a "todos los directivos del puerto responsables del almacenamiento, la protección y la inspección de los materiales explosivos" en la zona portuaria desde el año 2014.

Las autoridades han declarado el estado de emergencia para Beirut, han liberado una partida presupuestaria de 100.000 millones de libras libanesas (unos 56 millones de euros) y han creado una comisión de investigación que en cinco días, a contar desde el martes, debe aportar sus conclusiones sobre las causas de lo ocurrido.

Las explosiones han tenido lugar en un momento en el que Líbano atraviesa una grave crisis económica --la peor desde la guerra civil (1975-1990)-- y se teme que la destrucción ocasionada por las mismas impacten directamente en la importación de alimentos y otros productos básicos.