Publicado 07/12/2020 19:19CET

Francia.- Unas 200 personas acuden al funeral en Chechenia del autor del asesinato del profesor francés Samuel Paty

Manifestación de pudio por el asesinato del profesor francés Samuel Paty a manos de un islamista radical.
Manifestación de pudio por el asesinato del profesor francés Samuel Paty a manos de un islamista radical. - BRUNO LEVESQUE / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

MOSCÚ, 7 Dic. (DPA/EP) -

Unas 200 personas han acudido este lunes al funeral del presunto autor del asesinato del profesor francés Samuel Paty, decapitado hace siete semanas por mostrar caricaturas de Mahoma en clase, que ha tenido lugar este lunes en Chechenia, en la región del Cáucaso septentrional.

En concreto, el atacante, que fue abatido por las fuerzas de seguridad de Francia, ha sido enterrado en la localidad de Shashi, según ha informado el portal de noticias Kavkaz Uzel. Otros medios chechenos han publicado imágenes del funeral, cuya seguridad han mantenido 65 agentes de Policía.

Según los medios chechenos, el cuerpo del individuo, de 18 años y originario de Chechenia, fue trasladado de Francia, donde vivía, a la región rusa el sábado. Las autoridades rusas siempre han negado cualquier conexión entre el atacante y su país de origen.

Cuestionado sobre el funeral, el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, ha señalado a la agencia de noticias rusa Interfax que Moscú condena el ataque.

Por su parte, el presidente de Chechenia, Ramzan Kadirov, ha negado con vehemencia las informaciones que apuntan a una "pista chechena" en el asesinato de Paty y ha acusado al presidente de Francia, Emmanuel Macron, de utilizar sus políticas para hacer que las personas cometan crímenes y de ser "cien veces peor" que un terrorista.

El joven decapitó a Paty el 16 de octubre, aparentemente después de mantener desavenencias con el docente a cuento de las caricaturas del profeta, que habían aparecido originalmente en el semanario 'Charlie Hebdo', en una clase sobre libertad de expresión.

El crimen, investigado actualmente por las autoridades francesas, conmocionó a Francia y llevó a Macron a intensificar la represión contra el activismo islamista.