Publicado 29/01/2021 13:53CET

Francia/Canadá.- Alstom finaliza la adquisición del negocio de trenes de Bombardier por 5.500 millones

Sede de Alstom
Sede de Alstom - ALSTOM - Archivo

Bombardier recurrirá parte del acuerdo por "desacuerdos" en "ciertos ajustes sobre el precio final

MADRID, 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

Alstom ha culminado este viernes la adquisición de la división de trenes de Bombardier, que anunció hace casi un año, por un importe final de 5.500 millones de euros, según ha informado este viernes en un comunicado.

El grupo combinado tendrá una facturación anual de unos 15.700 millones de euros y contará con una cartera de pedidos pendientes superior a los 71.1.00 millones de euros. La plantilla de la empresa resultante superará las 75.000 personas, presentes en más de 70 países.

"Hoy es un momento único para Alstom y el sector de la movilidad en todo el mundo, debido a la creación de un nuevo líder global centrado en la movilidad sostenible e inteligente", ha subrayado el presidente y consejero delegado de Alstom, Henri Poupart-Lafarge.

Con respecto a la integración de ambas firmas, Alstom solo ha adelantado que sus oficinas centrales en América estarán en Montreal (Canadá). Allí también se establecerá un "centro de excelencia" para las áreas de diseño e ingeniería. Además, la firma francesa ha insistido en que mantiene su objetivo de generar 400 millones de euros en sinergias de costes anuales a partir del cuarto año de la integración.

Con esta transacción, Caisse de dépôt et placement du Québec (CDPQ) es desde este viernes el mayor accionista de Alstom, con un 17,5% de su capital social. La firma ha confirmado su compromiso como inversor a largo plazo de la Alstom.

Por otro lado, Bombardier ha indicado que el monto de la operación, tras descontar deuda y pasivos, será de unos 6.000 millones de dólares (4.942 millones de euros). Si a esa cantidad se le deduce la parte que le corresponde a CDPQ, de 2.500 millones (2.059 millones de euros), además de los costes de la transacción y ciertas obligaciones para lograr un mínimo balance de efectivo, la empresa recibirá unos ingresos netos por la venta de 3.600 millones de dólares (2.965 millones de euros).

Bombardier ha explicado que ha recibido menos de lo esperado en esta transacción, debido a la menor generación de efectivo esperada para su división de transporte en el cuarto trimestre por las condiciones de mercado poco favorables. También se han producido "desacuerdos" entre ambas partes con relación a "ciertos ajustes" que Bombardier tiene previsto recurrir.