Publicado 19/10/2020 17:42CET

Francia.- La Eurocámara guarda un minuto de silencio por el profesor decapitado en Francia

Francia.- La Eurocámara guarda un minuto de silencio por el profesor decapitado
Francia.- La Eurocámara guarda un minuto de silencio por el profesor decapitado - EUROPA PRESS - Archivo

BRUSELAS, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

El pleno del Parlamento Europeo ha guardado un minuto de silencio este lunes en memoria del profesor francés Samuel Paty, decapitado el viernes a las afueras de París por mostrar caricaturas de Mahoma en clase.

"La enseñanza crítica, abierta a la sociedad mediante el diálogo y el conocimiento es una lucha cotidiana que llevan a cabo miles de docentes cuando ejercen su profesión con valor y determinación", ha reivindicado el presidente de la Eurocámara, David Sassoli en el inicio de la sesión plenaria.

En palabras del socialista italiano, los profesores necesitan el respaldo del conjunto de la sociedad, más aún en aquellas como la europea que considera la libertad de expresión un "valor fundamental".

Por ello, ha propuesto un minuto de silencio en honor de Paty y de "las víctimas del terrorismo", destacando a "aquellos que luchan ejerciendo su profesión, su compromiso y su ejemplo".

El minuto de silencio se ha llevado a cabo en un hemiciclo semivacío dado que apenas una veintena de diputados asiste de manera presencial a la sesión por las limitaciones establecidas por la Eurocámara ante el auge del coronavirus en Bélgica.

"La pandemia sigue atormentando a nuestros países y sigue creciendo. Por ello es lógico que hayamos tomado medidas para contener el contagio pero podamos mantener viva la actividad parlamentaria", ha asegurado Sassoli al inicio de la sesión, dando las gracias a los grupos parlamentarios por haber acordado que los eurodiputados puedan seguir en remoto la sesión y de esta forma, "mantener viva la democracia europea".

El presidente del Parlamento ha lamentado también que este pleno no se haya podido realizar en la sede de Estrasburgo (Francia), que lleva meses sin celebrar sesiones en un intento de la institución europea por reducir al máximo los desplazamientos y el riesgo de propagación del virus, si bien esta semana la situación epidemiológica en Bélgica obliga a reducir la asistencia de los parlamentarios, por lo que la inmensa mayoría seguirá la sesión en remoto.