Actualizado 17/12/2015 03:37 CET

Francia dice que EEUU no da información financiera sobre varios sospechosos de los atentados en París

PARÍS, 17 Dic. (Reuters/EP) -

Las autoridades de Estados Unidos no han dado respuesta a varias peticiones formuladas por Francia para acceder a información financiera sobre varios sospechosos vinculados con los atentados perpetrados el 13 de noviembre en París, que se saldaron con 130 muertos.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos tiene acceso a la información de los pagos de la compañía belga SWIFT para analizar la financiación del terrorismo, y según un acuerdo de 2010 entre Washington y la Unión Europea (UE), los países del bloque dependen del Departamento para acceder a la misma.

Sin embargo, Estados Unidos rechazó las peticiones formuladas por París tras los atentados perpetrados en enero en las oficinas de la revista 'Charlie Hebdo' y un supermercado judío, argumentando que París no había facilitado detalles suficientes sobre la amenaza que suponían los sospechosos.

"No creo que se atrevan a usar este argumento para la última petición sobre gente muy específica identificada como responsable de los ataques en París (en noviembre)", han dicho fuentes del Ministerio de Finanzas galo.

Estas fuentes han subrayado que los investigadores necesitan la información de los mensajes que acompañan a las transacciones hechas a través de SWIFT en tiempo real, y no semanas después en caso de que vayan a ser útiles.

El ministro francés de Finanzas, Michel Sapin, planteará el tema ante el secretario del Tesoro estadounidense, Jack Lew, durante la reunión que mantendrán este jueves en Nueva York.

Las fuentes del ministerio han recalcado que, ante la ausencia de una cooperación mejor por parte de Washington, Sapin propondrá que los países europeos establezcan una vía para obtener información de SWIFT sin depender de Estados Unidos.

"Después de todo, es una compañía belga, los servidores están principalmente en Europa, al menos para las transacciones en el continente", han argumentado.

SWIFT dejó de almacenar información en sus servidores en Estados Unidos después de que saliera a la luz que el Gobierno había accedido a la misma para rastrear el flujo de dinero utilizado para fines terroristas. Por ello, trasladó información clave a los servidores en Europa, lo que llevó a Washington a negociar el citado acuerdo.