Publicado 22/07/2021 21:14CET

Francia.- Macron exige un "fortalecimiento" de los protocolos de seguridad ante las revelaciones del caso Pegasus

HANDOUT - 25 June 2021, Belgium, Brussels: French President Emmanuel Macron speaks during a press conference after a two-days European Union summit at the European Council. Photo: Mario Salerno/European Council/dpa - ATTENTION: editorial use only and only
HANDOUT - 25 June 2021, Belgium, Brussels: French President Emmanuel Macron speaks during a press conference after a two-days European Union summit at the European Council. Photo: Mario Salerno/European Council/dpa - ATTENTION: editorial use only and only - Mario Salerno/European Council/d / DPA

MADRID, 22 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha exigido este jueves un "fortalecimiento" de los protocolos de seguridad, después de que se haya hecho público que habría sido blanco del supuesto espionaje contra periodistas y políticas a través del software Pegasus, de fabricación israelí.

Al término de un Consejo de Defensa "excepcional" convocado por el mandatario a raíz de estas revelaciones, que aún no han sido probadas, Macron también ha decidido cambiar su teléfono móvil y, por prudencia, también su número.

Según ha podido confirmar BFMTV, el equipo de Macron reemplazará uno de sus cuatro móviles. Hasta entonces, el mandatario tenía dos iPhones, un Samsung --cuya seguridad se ha mejorado-- y un Teorem, un teléfono ultra seguro para presidentes.

Por ahora no se ha comunicado información sobre la marca del nuevo teléfono, pero es probable que se trate de uno de sus dos iPhones, cuya seguridad ya ha sido ampliamente cuestionada al margen del caso Pegasus, según el citado medio.

Macron ordenó el miércoles la apertura de una investigación en torno al supuesto espionaje y fuentes del Ejecutivo francés ya adelantaron el martes que la seguridad de los móviles del mandatario se ha configurado de la manera "más restrictiva posible" ante las sospechas de que pudiera haber sido espiado.

Asimismo, la Fiscalía francesa anunció la apertura de una investigación después de que varios medios de comunicación revelaran el domingo que periodistas del diario digital Mediapart, como Lénaïg Bredoux y Edwy Plenel, se encuentran entre los más de 180 periodistas espiados en todo el mundo a través de este software, acciones que habrían sido llevadas a cabo de forma encubierta por diversos gobiernos.

El Gobierno de Marruecos, uno de los señalados por este presunto espionaje, ha rechazado este mismo miércoles las acusaciones y ha denunciado una "campaña mediática" contra Rabat, al tiempo que ha reclamado que se presenten "pruebas tangibles" sobre su participación en estas actividades.

La investigación en torno a esta herramienta está a cargo del consorcio de medios Forbidden Stories, con sede en París, que asegura que las pruebas han sido obtenidas de los propios teléfonos a través de un análisis forense realizado por el laboratorio de seguridad de Amnistía Internacional.

Contador