Publicado 19/09/2021 15:12CET

Francia.- Macron hablará telefónicamente con Biden tras la crisis diplomática desatada por la alianza AUKUS

Archivo - 13 June 2021, United Kingdom, Carbis Bay: US President Joe Biden (L) and French President Emmanuel Macron attend a plenary session as part of the G7 Summit. Photo: Phil Noble/PA Wire/dpa
Archivo - 13 June 2021, United Kingdom, Carbis Bay: US President Joe Biden (L) and French President Emmanuel Macron attend a plenary session as part of the G7 Summit. Photo: Phil Noble/PA Wire/dpa - Phil Noble/PA Wire/dpa - Archivo

MADRID, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno francés ha anunciado que el presidente, Emmanuel Macron, mantendrá una conversación telefónica con su homólogo estadounidense, Joe Biden, para abordar la alianza militar anunciada por Australia, Reino Unido y Estados Unidos (AUKUS) y la "grave crisis" por la suspensión de los contratos por submarinos nucleares entre Australia y Francia.

El portavoz del Gobierno, Gabriel Attal, ha indicado que la conversación se producirá "en los próximos días", aunque no ha precisado cuándo será, para poder "avanzar" en la crisis diplomática desatada esta semana.

La iniciativa de abordar el conflicto habría sido de Biden, después de que París llamara a consultas a los embajadores franceses en Canberra y Washington y de que el responsable de Exteriores francés, Jean-Yves Le Drian, afirmara este sábado que es "falso" que Francia fuera consultada sobre la alianza militar.

"Queremos explicaciones", ha pedido Attal en una entrevista en la cadena de televisión BFMTV.

Estados Unidos, Reino Unido y Australia anunciaron el miércoles un nuevo acuerdo a tres bandas bajo las siglas AUKUS --acrónimo del nombre de los tres países en inglés-- con el que buscan desarrollar una asociación en materia de seguridad, que les permita compartir tecnología y garantizar su seguridad cibernética, además de desarrollar una serie de sistemas submarinos y de largo alcance.

París afeó al poco de conocer la noticias al Gobierno de Canberra, "un puñal por la espalda", pues considera que "es una decisión contraria al espíritu y letra de la cooperación entre Francia y Australia, basada en una relación de confianza política y en el desarrollo de una base industrial y tecnológica de defensa".

La entrada de Australia en este acuerdo con estadounidenses y británicos les autoriza, entre otros aspectos, al acceso a tecnología para el desarrollo de submarinos nucleares, dejando así de lado el acuerdo entre Canberra y París.

Contador