Publicado 05/05/2021 13:43CET

Francia.- Veolia eleva un 55,4 por ciento el beneficio hasta marzo

Archivo - Veolia
Archivo - Veolia - VEOLIA - Archivo

MADRID, 5 May. (EUROPA PRESS) -

El grupo francés de gestión de aguas y residuos Veolia registró un beneficio neto atribuido de 188 millones de euros en los primeros tres meses de 2021, lo que representa un incremento del 55,4 por ciento en comparación con el resultado contabilizado por la compañía en el mismo periodo del año anterior, informó la empresa en un comunicado.

De su lado, la cifra de negocio de Veolia en el primer trimestre del año aumentó un 2 por ciento respecto del año pasado, hasta 6.807 millones de euros, incluyendo un retroceso del 5,4 por ciento en el negocio de aguas, hasta 2.502,9 millones de euros, mientras que los ingresos por tratamiento de residuos crecieron un 1,8 por ciento, hasta 2.515,7 millones.

Asimismo, la facturación de Veolia en el mercado francés aumentó un 5,7 por ciento anual, hasta 1.379,3 millones, mientras que en el mercado europeo, excluyendo Francia, los ingresos crecieron un 7,5 por ciento, hasta 2.785,1 millones. A su vez, el negocio en el resto del mundo registró un retroceso del 2,7 por ciento, hasta 1.647,6 millones.

Por otro lado, la compañía informó de que su resultado bruto de explotación (Ebitda) aumentó un 11,2 por ciento en el primer trimestre, hasta 1.078 millones de euros.

El endeudamiento financiero neto de Veolia al cierre del trimestre se situó en 13.509 millones de euros, un 17 por ciento más que un año antes.

"Tal como nos habíamos comprometido, nuestro rendimiento está sustancialmente por encima de 2019", declaró Antoine Frérot, presidente y consejero delegado de Veolia. "Estamos por delante de nuestros objetivos para 2021 y puedo confirmar que 2021 será un año muy bueno en términos de crecimiento y beneficios", añadió.

En este sentido, Veolia confía en que sus ingresos de 2021 serán superiores a los de 2019, con un Ebitda de más de 4.000 millones de euros, lo que supondría un crecimiento por encima del 10 por ciento respecto de 2020 y con el objetivo de situar la deuda financiera neta de la empresa por debajo de los 12.000 millones de euros a final de año.

Por otro lado, Frérot destacó que el pasado 11 de abril Veolia firmó un acuerdo para comprar Suez Group y crear un campeón mundial indiscutible de la transformación ecológica.

"Esta combinación, que debería estar finalizada antes de fin de año, abre grandes perspectivas de desarrollo en un momento en el que las prioridades ambientales nunca han estado más arriba en la agenda", añadió.

Los consejos de administración de Veolia y Suez, propietaria de Agbar, alcanzaron un principio de acuerdo para la fusión de ambos grupos, después de que la primera, principal accionista de su competidora, aceptase elevar un 13,9 por ciento su oferta de adquisición sobre el capital que aún no controla, hasta los 20,50 euros por título.

El precio de 20,50 euros por acción pactado por las dos compañías para enterrar sus diferencias y seguir adelante con el proceso de fusión, que deberá ser ratificado el próximo 14 de mayo en un acuerdo definitivo, representa una prima del 13,9 por ciento respecto de los 18 euros por título ofrecidos inicialmente por Veolia para adquirir el 70,1 por ciento de la empresa que aún no controla.

La fusión de ambos grupos galos daría origen a un gigante del sector con una facturación de alrededor de 37.000 millones de euros.

Como parte del acuerdo alcanzado, ambas empresas pactaron también la suspensión de todos los procedimientos legales en curso y, una vez firmados los acuerdos finales, la retirada de Suez y Veolia de todos los litigios.

Veolia, principal accionista de Suez tras comprar el pasado otoño un 29,9 por ciento de la compañía en poder de Engie a un precio de 18 euros por acción, anunció el pasado mes de febrero una oferta de compra sobre el capital de la empresa que no controla al mismo precio abonado en octubre, lo que valoraría a Suez en unos 11.300 millones de euros, pero que fue rechazada por Suez al considerar que no valoraba adecuadamente la empresa y supondría su desmantelamiento.