Actualizado 23/05/2012 1:59:34 +00:00 CET

Fuerzas Armadas y Policía se acuartelan a la espera de que Mejía comparezca en TV

SANTO DOMINGO, 23 May. (EUROPA PRESS) -

   Las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional permanecen acuartelados a la espera de que el líder del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), Hipólito Mejía, comparezca en televisión para enviar un mensaje a sus simpatizantes, después de que rechazara los resultados oficiales de las elecciones presidenciales, que confirman su derrota.

   Ambos cuerpos de seguridad están acuartelados desde el pasado viernes, 48 horas antes de que se celebrara la primera vuelta de las elecciones presidenciales en República Dominicana. Algunos efectivos han sido movilizados desde entonces para realizar tareas de vigilancia, pero la mayoría siguen acuartelados.

   El portavoz de la Policía Nacional, Máximo Báez Aybar, ha informado a través de Twitter de que la medida afecta a todos los generales, a las tropas de élite y al 50 por ciento del personal.

   Además, Baéz Aybar ha explicado en la red social que el acuartelamiento es una "medida cautelar" que se basa en concentrar al personal disponible "para intervenir en cualquier eventualidad".

   Oficialmente, las autoridades no han vinculado esta decisión a la comparecencia de Mejía, no obstante, fuentes citadas por 'El Nuevo Diario' han confirmado que el objetivo del acuartelamiento es tener a las fuerzas de seguridad alerta por si se producen disturbios a raíz del mensaje del líder opositor.

LLAMAMIENTO A LA CALMA

   Ayer, Mejía rechazó los resultados oficiales de las elecciones presidenciales, indicando que existen diferencias entre los datos publicados por la Junta Central Electoral (JCE) y los que maneja el PRD.

   El candidato presidencial atribuyó estas diferencias a los supuestos abusos cometidos por el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), que gobierna el país y cuyo candidato, Danilo Medina, ha ganado los comicios, y adelantó que anunciaría las medidas que pretende tomar en la comparecencia de hoy.

   Ante la expectativa generada, Mejía ha hecho un llamamiento a la calma a sus simpatizantes y ha asegurado que no pretende "convocar a nadie a las calles, todavía". "Es el Gobierno quien pretende alterar la paz llamando a un acuartelamiento innecesario", ha escrito en Twitter.