Publicado 08/06/2020 22:31CET

Las fuerzas de Haftar dicen que mantendrán sus operaciones tras rechazar un alto el fuego el Gobierno de unidad de Libia

Libia.- Las fuerzas de Haftar dicen que mantendrán sus operaciones tras rechazar
Libia.- Las fuerzas de Haftar dicen que mantendrán sus operaciones tras rechazar - Angelos Tzortzinis/dpa - Archivo

MADRID, 8 Jun. (EUROPA PRESS) -

Las fuerzas del mariscal de campo Jalifa Haftar han afirmado este lunes que continuarán sus operaciones militares contra el Gobierno de unidad después de que éste haya rechazado la iniciativa de Egipto, que contemplaba la entrada en vigor de un alto el fuego durante la jornada.

El portavoz de las fuerzas de Haftar, Ahmed al Mismari, ha indicado que "el Ejército Nacional Libio, con toda su fuerza y la ayuda de amigos, hará frente con toda su fuerza los esfuerzos para ocupar la tierra".

"Defenderemos nuestra patria ante el ocupante enemigo turco, que busca dañar la estabilidad de Libia y la región transportando armas, terroristas y mercenarios", ha agregado en un comunicado publicado en su cuenta en la red social Twitter.

Así, ha denunciado atrocidades por parte de las fuerzas el Gobierno de unidad en las zonas que ha tomado en su avance hacia el este del país tras repeler la ofensiva lanzada por Haftar en abril de 2019, antes de reiterar la "fuerza y determinación a la hora de restaurar la seguridad y la estabilidad en todo Libia".

Al Mismari ha argüido que las fuerzas de Haftar actuarán "de forma positiva" ante los esfuerzos internacionales para lanzar un proceso político pero ha reiterado que "no se quedará de brazos cruzados y protegerá a su pueblo".

"Hoy, más que nunca, está claro que Turquía, miembro de la OTAN, usa su pertenencia (a esta organización) para controlar y ocupar Libia sin tener en cuenta los intereses de otros miembros de la OTAN", ha zanjado.

El presidente de Egipto, Abdelfatá al Sisi, presentó el sábado una nueva iniciativa tras un viaje de Haftar a El Cairo después de sus recientes derrotas militares, que han permitido a las fuerzas del Gobierno de unidad tomar la franja costera al oeste de Trípoli, la base militar de Uatiya, el Aeropuerto Internacional de Trípoli y el área del Gran Trípoli.

Las fuerzas leales a Trípoli han continuado su avance han entrado en zonas de Sirte, localidad natal del fallecido líder libio Muamar Gadafi --capturado y ejecutado durante el levantamiento de 2011--, mientras que el Gobierno de unidad ha rechazado negociar con Haftar citando sus violaciones previas de los acuerdos alcanzados.

Los recientes avances del Gobierno de unidad han llegado después de que las autoridades turcas firmaran un acuerdo con Trípoli que implicó una cooperación militar y derivó en un envío de militares turcos y rebeldes sirios --a los que Ankara apoya en la guerra contra Damasco-- para hacer frente a la ofensiva de Haftar.

El mariscal de campo, que esperaba que el anuncio de su ofensiva en abril de 2019 se viera seguido por una entrada triunfal en Trípoli en pocas semanas, ha sufrido una serie de varapalos que han puesto a sus fuerzas en desbandada hacia el este, a pesar del apoyo recibido por Egipto, EAU y el Grupo Wagner, liderado por un aliado de Putin, que ha enviado mercenarios y equipamiento militar.

El Ejecutivo de Fayez Serraj ha rechazado ya desde hace meses entablar cualquier conversación con Haftar, al que no considera una parte de fiar en las negociaciones, debido a que el mariscal de campo ha roto varios de los borradores de acuerdo y ha continuado su ofensiva a pesar de los esfuerzos internacionales para lograr la paz.