Gadea exige unas "condiciones mínimas" para negociar los cargos públicos

Actualizado 14/02/2012 8:19:07 CET

MANAGUA, 14 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El líder de la coalición formada por el Partido Liberal Independiente (PLI) y Unidad Nicaragüense por la Esperanza (PLI-UNE), Fabio Gadea, ha confirmado que no negociarán con el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), vencedor de las últimas elecciones legislativas, hasta que no acepten unas "condiciones mínimas".

   En un comunicado, Gadea precisa que no se procederá con la elección de cargos públicos has que no se renueve el Consejo Supremo Electoral (CSE), una condición 'sine qua non' para concurrir a los comicios municipales.

   "El Gobierno ha permanecido sordo frente a reclamos que buscan rescatar la institucionalidad democrática con espacios de convivencia pacífica de los nicaragüenses y la condición esencial para superar los graves problemas socioeconómicos que aquejan a la población", subraya en el comunicado. "Lo que es peor es que los portavoces del partido gobernante (el FSLN) especulan sobre negociaciones que no existen, pretendiendo desacreditar una falsa normalidad", añade Gadea.

   "Es responsabilidad del Gobierno poner en marcha el proceso que conduzca al establecimiento de esas condiciones", sostiene, "las recomendaciones de reformas electorales contenidas en el informe final de la Misión de Observación Electoral de la OEA (Organización de Estados Americanos), las propuestas formuladas por el grupo promotor de las reformas electorales, además de las que serán presentadas por la Unión Europea (UE), constituyen una base para discutir y acordar el mínimo de condiciones en las elecciones municipales, es la oportunidad de recuperar el cauce de la institucionalidad democrática", reclama Gadea.

   Así pues, Gadea insiste en que solo negociará con el FSLN siempre y cuando se den "las condiciones mínimas para ir a las municipales y para hacer cualquier negociación" y reincide en que el acatamiento de "las recomendaciones de la OEA y de la UE son la garantía mínima para un proceso electoral transparente y libre".

   En las actuales condiciones, sería "masoquista" participar en las elecciones municipales porque "el sistema esta viciado", remarca Gadea.

   El FSLN goza de una mayoría absoluta en la Asamblea Nacional con 63 de los 91 legisladores que la integran, lo que significa que el Gobierno de Daniel Ortega no necesita negociar con la oposición para elegir a los magistrados del CSE, según recoge el diario 'Nicaragua Hoy'.