Publicado 10/08/2021 13:27CET

Gbagbo ratifica su divorcio con el actual líder de su partido y apuesta por crear una nueva formación en Costa de Marfil

Archivo - El expresidente de Costa de Marfil Laurent Gbagbo.
Archivo - El expresidente de Costa de Marfil Laurent Gbagbo. - INTERNATIONAL CRIMINAL COURT - Archivo

MADRID, 10 Ago. (EUROPA PRESS) -

El expresidente de Costa de Marfil Laurent Gbagbo ha apostado por la creación de un nuevo partido político para evitar una batalla legal con Pascal Affi N'Guessan, actual líder de su partido, el Frente Popular Marfileño (FPI), a raíz de su regreso al país africano tras ser absuelto de los cargos de crímenes de guerra por el Tribunal Penal Internacional (TPI).

Gbagbo, que presidió el lunes un comité central extraordinario de la formación, ha consumado de esta forma su divorcio con Affi N'Guessan, un ex primer ministro que asumió las riendas del partido tras la detención de Gbagbo y quien fue candidato de la formación a las presidenciales de 2020.

"Cuando sales de casa por la mañana para ir a otra localidad y en el camino te encuentras una piedra, o la saltas o la rodeas. Propongo al comité central la siguiente solución: Rodeemos esta pequeña piedra. Creemos nuestro partido, cambiemos la denominación y dejemos a Affi con el sobre", ha defendido Gbagbo.

Asimismo, el comité extraordinario del FPI ha criticado a través de un comunicado publicado tras la reunión que "el único instrumento de lucha política ha sido confiscado por Affi N'Guessan, pese a las numerosas iniciativas para hacerle razonal", según ha recogido el diario marfileño 'Fraternité Matin'.

Por su parte, el ex primer ministro ha cargado contra Gbagbo y le ha acusado de adoptar "una decisión marcada esencialmente por el hambre de poder y la voluntad de revancha". Así, ha argüido que "es un desafío a la fuerza de carácter, las convicciones ideológicas y la madurez política".

"Gbagbo ha optado por la ruptura y la división. Entierra la esperanza que tenían nuestros militares, electores y simpatizantes en una unidad en la izquierda y en la reconciliación en nuestra familia política", ha recalcado en un comunicado publicado a través de su cuenta en la red social Facebook.

"Por mi parte, aseguro a los militantes y simpatizantes del FPI, a la opinión nacional e internacional, de mi firme voluntad de continuar mi misión para el renacimiento del partido y la conquista del poder en 2025. Seguiré luchando por los valores de la democracia y el progreso que siempre hemos compartido", ha remachado.

Gbagbo regresó al país en junio tras su absolución por parte del TPI de los cargos de crímenes de guerra y contra la humanidad en relación con la guerra civil que estalló en 2010 después de que se negara a reconocer su derrota en las urnas frente al actual mandatario, Alassane Ouattara.

Posteriormente, Gbagbo se reunió con su antiguo rival y ahora aliado Henri Konan Bédié, también expresidente del país, para forjar sus lazos y reclamar a Ouattara "una voluntad fuerte" para un proceso de diálogo nacional en el país africano.