Publicado 29/04/2024 17:29

Georgia.- La controvertida ley de agentes extranjeros obtiene un nuevo aval en el Parlamento de Georgia

Archivo - Protesta de apoyo a la oposición de Georgia en Berlín, Alemania
Archivo - Protesta de apoyo a la oposición de Georgia en Berlín, Alemania - MICHAEL KUENNE / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO

Una diputada opositora golpea a otro diputado del partido oficialista tras un desacuerdo

MADRID, 29 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Comisión de Asuntos Legales del Parlamento de Georgia ha dado el visto bueno a la polémica ley de agentes extranjeros en una segunda lectura celebrada este lunes a pesar de las fuertes protestas registradas recientemente en el país contra un proyecto de ley que muchos detractores han descrito como afín a Rusia.

La legislación ha recibido el aval de la comisión a pesar de que los diputados han mantenido un acalorado debate, especialmente entre los representantes del gubernamental partido Sueño Georgiano y miembros de la oposición.

La opositora Khatia Dekanoidze ha golpeado con una botella de plástico al diputado Guram Macharashvili debido a un desacuerdo, según imágenes difundidas a través de redes sociales.

El presidente de la comisión, Anri Ojanashvili, que ha estado al frente del encuentro, ha tenido que expulsar a 14 diputados por violar la normativa parlamentaria. Representantes de varias organizaciones no gubernamentales han sido también expulsados.

El proyecto de ley obliga a organizaciones, medios de comunicación y entidades similares que reciban al menos un 20 por ciento de su financiación del exterior a registrarse como "agentes de influencia extranjera", tal y como sucede en Rusia.

El texto es el mismo que en 2023 aunque con algunas modificaciones. No obstante, ya el año pasado la oposición y parte de la sociedad se manifestó en contra de esta propuesta legislativa por ser una muestra de simpatía hacia Rusia.

El Gobierno, por su parte, rechazó estas acusaciones y defendió que la propuesta serviría para simplemente tener un listado de organizaciones financiadas desde el extranjero, mientras desde la comunidad internacional alertan de un posible desvío fuera del camino hacia la integración europea.

Contador