Publicado 06/02/2020 7:29:37CET

El Gobierno de Bolivia se querella contra "los que montaron" el caso sobre el supuesto complot para matar a Morales

Bolivia.- El Gobierno se querellará contra los que "montaron" el caso sobre el s
Bolivia.- El Gobierno se querellará contra los que "montaron" el caso sobre el s - Jair Cabrera Torres/dpa - Archivo

MADRID, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Bolivia ha anunciado este miércoles que pretende querellarse contra los que "montaron" el llamado caso terrorismo, un supuesto complot para matar al expresidente Evo Morales.

"En mi condición de ministro de Gobierno estoy preparando la querella contra todas y cada una de las personas que trabajaron para montar ese caso, como políticos, militares, abogados, curas y sacristanes y los que tengan que ver en ese caso van a ir a juicio", ha informado el ministro de Gobierno boliviano, Arturo Murillo.

Durante la comparecencia de prensa, recogida por la agencia de noticias boliviana ABI, ha apuntado como los principales responsables del caso a Morales, al exvicepresidente Álvaro García Linera, su hermano Raúl y el exministro de la Presidencia Juan Ramón Quintana.

"Por eso se perdieron muchos años de vida de mucha gente, de 36 personas que estuvieron perseguidas, encarceladas y otras fugitivas del país por este caso", ha agregado.

La Fiscalía de Bolivia retiró el martes su acusación en el caso, lo que propició el cierre la causa, que comenzó hace once años. El caso se remonta al 16 de abril de 2009 cuando el asalto al Hotel Las Américas de Santa Cruz destapó un presunto complot, en el que estarían implicados extranjeros, para acabar con la vida de Morales. Un total de 39 personas fueron procesadas, algunas de las cuales han pasado casi diez años en la cárcel.

Ahora, los señalados como culpables han presentado denuncias contra los jueces del caso por malversación de fondos, daño económico al Estado y otros delitos.

Morales renunció al cargo el 10 de noviembre por las "irregularidades" detectadas por la Organización de Estados Americanos (OEA) en las elecciones presidenciales del 20 de octubre. Más de 30 personas murieron en los enfrentamientos posteriores entre simpatizantes y detractores suyos y con las fuerzas de seguridad.

El líder indígena considera que es víctima de un "golpe de Estado" porque dimitió después de que las Fuerzas Armadas y la Policía se lo sugirieran y, por tanto, no reconoce al Gobierno interino de Jeanine Áñez.

El MAS de Morales y el nuevo oficialismo llegaron a un acuerdo en el Congreso para celebrar unas nuevas elecciones el próximo 3 de mayo, vetando expresamente al antiguo mandatario como candidato presidencial, si bien Morales competirá en las urnas por un escaño en el Senado.

Contador