Publicado 24/10/2023 12:48

El Gobierno de Brasil refuerza la seguridad en Río de Janeiro tras una ola de ataques por la muerte de un jefe miliciano

Archivo - 09 July 2021, Brazil, Rio de Janeiro: Federal Police officers take part in an operation in Rocinha favela, in the South Zone of Rio, looking for international arms traffickers. Photo: Jose Lucena/TheNEWS2 via ZUMA Wire/dpa
Archivo - 09 July 2021, Brazil, Rio de Janeiro: Federal Police officers take part in an operation in Rocinha favela, in the South Zone of Rio, looking for international arms traffickers. Photo: Jose Lucena/TheNEWS2 via ZUMA Wire/dpa - Jose Lucena/TheNEWS2 via ZUMA Wi / DPA - Archivo

MADRID, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Justicia de Brasil, Flávio Dino, ha prometido reforzar la presencia federal en el estado de Río de Janeiro, horas después de la ola de ataques que afectó a un millón de personas y que se produjo por la muerte el lunes durante un operativo policial de Matheus da Silva Rezende, un miliciano paramilitar investigado por una veintena de homicidios.

"Estamos manteniendo e ampliando operaciones diarias en Río, en lo que se refiere a competencias federales, realizando detenciones, investigaciones, patrullaje e incautaciones. Vamos a aumentar todavía más la presencia federal en apoyo al estado y a los municipios", ha anunciado Dino en sus redes sociales.

"En un sistema federativo tenemos que respetara los demás entes de la Federación y buscar acciones convergentes lo máximo posible. Así hemos actuado en otros estados que han atravesado crisis de seguridad este año", ha explicado el ministro.

El lunes la ciudad de Río de Janeiro fue atacada por la milicia paramilitar que ostenta el poder en la Zona Oeste en represalia por la muerte de Rezende, alias 'Teteu', sobrino del jefe del grupo, Luis Antonio da Silva Braga, alias 'Zinho', y a quien se consideraba el 'número dos' de la organización comandada por su tío.

Una treintena de autobuses de la red de transporte del estado y un tren fueron incendiados, afectando a la movilidad de un millón de usuarios y un daño a las arcas públicas de más de 35 millones de reales (unos 6,5 millones de euros).

Decenas de vehículos particulares fueron quemados también en diversos barrios de la Zona Oeste, región del estado que acoge a 2,6 millones de habitantes --el 41 por ciento de la población de Río de Janeiro--.

Al menos doce personas han sido detenidas por estos hechos, calificados por el gobernador de Río, Cláudio Castro, como "acciones terrorista" y ha prometido que las autoridades no descansarán hasta detener a los principales líderes de estas facciones paramilitares que se disputan el control del territorio con el narco.

"En medio de la operación hubo resistencia y después vino el óbito de Matheus Rezende, conocido como 'Faustão' o 'Teteu'. Él era responsable de la guerra y también por la unión con el tráfico, con las narcomilicias. Algunos creen que se estaba preparando para suceder al miliciano Zinho", dijo el lunes por la noche.