Publicado 25/02/2021 15:30CET

El Gobierno de Grecia busca aumentar las penas por la comisión de delitos sexuales tras el escándalo en torno a Lignadis

Archivo - El primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis.
Archivo - El primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis. - Alexandros Michailidis/EU Counci / DPA - Archivo

MADRID, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de Grecia, Kyriakos Mitsotakis, ha anunciado este jueves ante el Parlamento que tiene previsto aumentar las penas por la comisión de delitos sexuales después de que se desatara la polémica en el país por el caso del conocido director de teatro Dimitris Lignadis, que ha sido detenido presuntamente por abusar de menores.

"El movimiento 'Me Too', en esencia, es un movimiento sano", ha aseverado el mandatario durante un debate sobre la gestión del caso por parte del Gobierno. Sin embargo, ha matizado que el "movimiento no debe convertirse en una víctima de la explotación política más vulgar".

En este sentido, ha acusado a la oposición, liderada por Syriza y su líder, Alexis Tsipras, de poner en marcha una retórica propia de un "trumpismo de izquierda" por estar tras una campaña en redes sociales que buscaría vincular a los conservadores con el supuesto escándalo de pedofilia.

"El movimiento se está convirtiendo en un campo de vulgar populismo y acusaciones vagas para dañar a oponentes políticos, como si los violadores se dividieran por sus ideas políticas", ha lamentado, según informaciones del diario 'Kathimerini'.

Así, ha presentado una serie de reformas al Código Penal para dar prioridad a este tipo de casos y ha insistido en un aumento de las penas para los perpetradores. Además, ha anunciado la puesta en marcha de un nuevo portal en el que las víctimas podrán presentar denuncias y quejas.

El Gobierno llevará además un registro de todos aquellos profesionales que trabajen con niños o adolescentes, como monitores de campus de verano o trabajadores de infraestructuras para refugiados.

Por otra parte, Mitsotakis ha apoyado la gestión de la ministra de Cultura, Lina Mendoni, del caso Lignadis y la ha descrito como una ministra "muy efectiva". No obstante, ha admitido que ha cometido un "error" al llamar "hombre peligroso" al que fuera director del Teatro Nacional griego.

Esta misma semana, Sotiria Papageorgakopoulou, que se encuentra el frente de la Fiscalía de Atenas, ha ordenado la apertura de una investigación preliminar sobre la presunta implicación de una ONG en los abusos presuntamente cometidos por el prominente actor y director contra refugiados menores.

Lignadis, de 56 años, acudió el domingo a declarar ante un tribunal de Atenas tras ser detenido por presuntos abusos sexuales y violaciones a menores. Las alarmas saltaron a raíz de una serie de publicaciones en los medios de comunicación del país heleno, que aseguraban que varias ONG habrían llegado a un acuerdo con Lignadis para que diera clases de teatro a menos no acompañados, quienes habrían resultado víctimas de sus abusos en última instancia.