Publicado 07/07/2020 16:04CET

El Gobierno de Líbano se reúne para abordar la crisis y las condiciones impuestas por el FMI para la entrega de ayuda

Líbano.- El Gobierno se reúne para abordar la crisis y las condiciones impuestas
Líbano.- El Gobierno se reúne para abordar la crisis y las condiciones impuestas - -/Dalati & Nohra/dpa - Archivo

MADRID, 7 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Líbano ha celebrado este martes una reunión para abordar la profunda crisis económica en la que se encuentra sumido el país y las condiciones impuestas por el Fondo Monetario Internacional (FMI) para la puesta en marcha de un plan de rescate.

El encuentro, encabezado por el presidente libanés, Michel Aoun, tenía entre los puntos del día el nombramiento del nuevo consejo de administración de la empresa estatal de electricidad (EDL), uno de los requisitos impuestos por el organismo internacional para la entrega de ayuda.

Los ministros tienen que alcanzar un acuerdo en torno a los seis elegidos entre una lista de 18 candidatos, representantes de los seis principales grupos religiosos del país, según ha informado el portal libanés de noticias Naharnet.

Asimismo, otro de los principales puntos era discutir la dimisión presentada por el director general del Ministerio de Finanzas, Alain Bifani, quien es además el jefe de la delegación gubernamental en las conversaciones con el FMI.

En este sentido, la ministra de Información, Manal Abdul Samad, ha señalado que el Ejecutivo ha decidido aplazar su decisión sobre la aceptación de la dimisión de Bifani "para evitar cualquier vacío que pueda afectar a las negociaciones con el FMI".

Por otra parte, el Gabinete ha discutido las medidas que han de adoptarse para hacer frente al desequilibrio entre la demanda y las existencias en el suministro de productos del petróleo en el mercado interno, así como una auditoría de las cuentas del Banco Central.

La reunión se ha celebrado en el marco de una nueva jornada de protestas en la que decenas de manifestantes han bloqueado diversas carreteras en el país para protestar contra el deterioro de la calidad de vida, el desplome de la libra libanesa y la falta de empleo, tal y como ha recogido la agencia estatal libanesa de noticias, NNA.

La grave crisis económica en la que se encuentra sumido el país, la peor desde la guerra civil (1975-1990) ha provocado numerosas protestas, algunas de las cuales han derivado en disturbios, lo que ha llevado a Aoun a alertar de la "atmósfera de guerra civil" existente en el país.

La situación se ha visto recrudecida por la pandemia de coronavirus, que ha provocado una suspensión de las actividades económicas que ha tenido un grave impacto sobre la población.

El primer ministro de Líbano, Hasán Diab, hizo recientemente un llamamiento a Estados Unidos y a la Unión Europea (UE) para crear un fondo de emergencias para ayudar a que Oriente Próximo no sufra una grave crisis alimentaria, un extremo que reconoció como una posibilidad.