El Gobierno de Maduro rechaza el "tono gangsteril" de EEUU sobre Venezuela

Publicado 22/03/2019 17:38:28CET
Venezuela.- El Gobierno de Venezuela rechaza las "peligrosas" declaraciones de T
REUTERS / STRINGER . - Archivo

   MADRID, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El ministro de Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza, ha criticado este viernes el "tono gangsteril" que ha usado Estados Unidos al decir que "todas las opciones están sobre la mesa", lo que las autoridades 'chavistas' interpretan como el preámbulo de una intervención militar.

   "Los voceros de Washington en tono gangsteril repiten que 'en el caso de Venezuela todas las opciones están sobre la mesa'. ¡Mienten! Ni la diplomacia, ni el diálogo, ni el respeto al Derecho Internacional y a la Constitución venezolana están sobre esa famosa mesa", ha escrito Arreaza en su cuenta oficial de Twitter.

   El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ratificó el martes, en el marco de su reunión con su homólogo brasileño, Jair Bolsonaro, que "todas las opciones están sobre la mesa", algo que han repetido en los últimos tanto él como su secretario de Estado, Mike Pompeo, y su asesor de Seguridad Nacional, John Bolton.

   Además, a modo de advertencia a Maduro y a quienes le respaldan, Trump subrayó que Estado Unidos "aún no ha adoptado las sanciones más duras". Las dictadas hasta ahora se sitúan "en el punto medio", pero "esto puede cambiar", enfatizó el magnate neoyorquino.

   Por otro lado, el Ministerio de Exteriores ha rechazado las "injerencistas" declaraciones de los presidentes de Colombia y Chile, Iván Duque y Sebastián Piñera, durante el encuentro que sostuvieron el jueves en el Palacio de la Moneda. "Acabó el tiempo de las posiciones ambiguas (...) Venezuela debe recuperar su libertad", sentenció el chileno.

   "Una vez más queda en evidencia la antidiplomacia, el irrespeto y la sumisión a los dictámenes de Estados Unidos por parte de dos empresarios que defienden sus intereses económicos particulares por encima de las necesidades de los pueblos de Colombia y Chile", ha señalado la Cancillería venezolana.

   También les ha acusado de "apoyar grupos de choque" por acudir a la frontera de Colombia con Venezuela para intentar que pasara la ayuda humanitaria. "Pretendieron (...) forzar el ingreso de una supuesta asistencia humanitaria, violentando toda norma del sistema de Naciones Unidas", ha incidido.

   Para Caracas, estas "insolentes declaraciones" son "un contrasentido". Así, ha reprochado a Bogotá la ola de asesinatos de líderes sociales y las "crisis humanitarias" en Chocó y La Guajira; mientras que a Santiago le ha recordado que "los pueblos mapuches son sistemática perseguidos y exterminados" y la dictadura de Augusto Pinochet.

   "El Gobierno Bolivariano de Venezuela reitera que más temprano que tarde se abrirán las nuevas alamedas por dónde transitará libremente el pueblo chileno y el pueblo colombiano", ha concluido el Ministerio de Exteriores, citando al ex presidente chileno Salvador Allende, derrocado en el golpe de Estado que dio inicio a la dictadura de Pinochet.

   La crisis venezolana se agudizó el 10 de enero a raíz de la decisión de Maduro de iniciar un segundo mandato que no reconocen ni la oposición ni gran parte de la comunidad internacional por considerar que las elecciones presidenciales del 20 de mayo fueron un fraude.

   El 23 de enero, el líder opositor Juan Guaidó se autoproclamó "presidente encargado" de Venezuela obteniendo el reconocimiento de gran parte de la comunidad internacional, incluidos Estados Unidos, Colombia y Chile, para que gestione una transición pacífica que culmine con nuevas elecciones.

Para leer más