Publicado 15/06/2020 15:00CET

El Gobierno de Malaui fuerza a cogerse un permiso al jefe del aparato judicial a pocos días de las presidenciales

Malaui.- El Gobierno fuerza a cogerse un permiso al jefe del aparato judicial a
Malaui.- El Gobierno fuerza a cogerse un permiso al jefe del aparato judicial a - 2016 GETTY IMAGES / RICCARDO SAVI - Archivo

Presidió el tribunal que anuló las elecciones de 2019 por irregularidades y ordenó su repetición

MADRID, 15 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Malaui ha forzado al jefe del aparato judicial y presidente del Tribunal Constitucional, Andrew Nyirenda, a cogerse un permiso hasta su jubilación en septiembre de 2021, apartándole del cargo a pocos días de la repetición de las elecciones presidenciales de 2019, anuladas por irregularidades y en las que el mandatario, Peter Mutharika, había obtenido la reelección.

El Ejecutivo ha argumentado que Nyirenda ha acumulado más días festivos de los que le quedan de trabajo hasta su jubilación, por lo que ha procedido a concederle un permiso forzoso, según ha informado el diario 'Nyasa Times'.

Sin embargo, la presidenta del Tribunal Supremo, Agness Patemba, ha rechazado este extremo y ha recalcado que "los días libres acumulados por Nyirenda son menos que los mencionados en las cartas" publicadas por el Gobierno.

Asimismo, ha manifestado que los días acumulados por Nyirenda , al igual que por otros cargos del aparato judicial, se deben a que las autoridades impidieron que los disfrutaran en su momento por "exigencias de su cargo".

Por ello, la decisión ha sido inmediatamente apelada, por lo que Nyirenda no tendrá que abandonar el cargo hasta que el fallo sea firme, tal y como ha confirmado este mismo lunes el aparato judicial del país africano.

El Constitucional fue precisamente el tribunal responsable del fallo que anuló las elecciones, en el que dio 150 días para la repetición de las mismas, una decisión que ha sido duramente criticada por Mutharika en las últimas semanas.

Mutharika pidió el 5 de junio al Parlamento que haga que los jueces "rindan cuentas" por sus decisiones y ha recalcado que el organismo "está por encima" de los tribunales, en medio de la polémica por la anulación de las presidenciales de 2019.

Por su parte, la comisión electoral confirmó la semana pasada que la repetición de las presidenciales tendrán lugar el 23 de junio, fecha aprobada días antes por el Parlamento.

El presidente de la comisión, Chifundo Kachale, advirtió sin embargo de posibles irregularidades debido a las dificultades para organizar unos comicios en menos de dos semanas.

La anulación de los comicios de 2019 ha provocado una crisis política en el país africano, así como la dimisión de la presidenta de la comisión electoral, Jane Ansah, quien fue reemplazada la semana pasada por Kachale.

Tanto Mutharika como Ansah apelaron el fallo de febrero del Tribunal Constitucional, que fue finalmente dejado en firme, lo que ha llevado al Parlamento a debatir la fecha de la votación, que deberá tener lugar en un plazo de 150 días desde la anulación de los comicios.

Los principales candidatos son Mutharika --respaldado por su partido, el Partido Progresista Democrático (DPP), y el Frente Democrático Unido (UDF)-- y Lazarus Chakwera, líder del Partido del Congreso de Malaui (MCP), quien concurre con el actual vicepresidente, Saulos Chilima, como 'número dos'.

Mutharika llegó al poder en 2014 y se le atribuye el mérito de mejorar las infraestructuras y reducir la inflación, pero en los últimos tiempos ha hecho frente a acusaciones de corrupción y de beneficiar a las regiones rurales, donde tiene su nicho electoral.