Publicado 18/08/2020 19:16CET

El Gobierno de Malí llama a "silenciar las armas" y "entablar el diálogo" ante un posible intento de golpe de Estado

Malí.- El Gobierno de Malí llama a "silenciar las armas" y "entablar un diálogo"
Malí.- El Gobierno de Malí llama a "silenciar las armas" y "entablar un diálogo" - GOBIERNO DE MALÍ - Archivo

MADRID, 18 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Malí ha apelado este martes a la "razón", el "sentido patriótico" y "silenciar las armas" en medio del aumento de la tensión ante lo que podría ser un intento de golpe de Estado.

En un comunicado, el primer ministro, Boubou Cissé, ha especificado que las autoridades están siguiendo con "gran atención" los acontecimientos que se desarrollan desde esta mañana en el país, especialmente en dos bases del Ejército situadas en Bamako, la capital del país.

Si bien ha destacado que los sucesos registrados son la "traducción de cierta frustración que puede tener causas legítimas", el mandatario ha pedido "contención" y ha instado a "entablar un diálogo".

"No hay razones por encima de nuestro querido Malí que valgan actos cuyo resultado incierto pueda llevar a acciones perjudiciales para toda la nación", recoge el texto, que señala que "no hay problemas que no puedan solucionarse mediante el diálogo".

Así, el Gobierno se ha puesto a "disposición" para iniciar conversaciones "fraternales" y "despejar cualquier malentendido" que se haya podido producir. Informaciones preliminares apuntaban al secuestro de varios altos cargos en la capital a manos de hombres armados, así como a un posible motín en una base militar cercana al palacio presidencial.

CRISIS EN MALÍ

Los sucesos se producen en un momento en que el país del Sahel se encuentra sumido en una grave crisis política que viene a sumarse a la grave inseguridad ocasionada por las acciones de los grupos yihadistas, con las filiales de Al Qaeda y Estado Islámico a la cabeza, pero también a la creciente violencia de carácter intercomunitario.

Un sector de la oposición, aglutinado en torno al influyente imán Mahmud Dicko, viene reclamando desde el pasado junio la dimisión del presidente, Ibrahim Boubacar Keita, a quien acusan de la situación actual del país, castigado también por una crisis económica a la que se ha sumado igualmente la pandemia de coronavirus.

El conocido como Movimiento 5 de Junio ha protagonizado multitudinarias manifestaciones en Bamako, la última de ellas el pasado 10 de julio que se saldó con más de una decena de muertos, pero no ha conseguido que Keita ceda a sus exigencias.

Este lunes, los líderes del movimiento opositor anunciaron una intensificación de sus acciones para lograr la renuncia del presidente, con un llamamiento a los malienses a sumarse a una campaña de desobediencia civil que está previsto que arranque este martes a las 18.00 horas en Bamako y otros lugares del país y que se mantendrá hasta el domingo. Entre los actos previstos, según los medios locales, figura una gran concentración el viernes al término de la oración.